Por: Marco J. Gallardo

28 de octubre del 2020.- A partir de la segunda semana de octubre los museos enclavados en la cabecera municipal de Lagos de Moreno abrieron sus puertas, a la espera de captar la atención de los turistas que visitan el pueblo mágico de los Altos de Jalisco.

Sin embargo, la respuesta de los visitantes ha sido poca, ya que tras dos semanas de apertura sus libros reportan una disminución drástica en la afluencia; así lo explica la encargada del Museo Paula Briones, Marcela Zamores.

“Tenemos 2 semanas apenas que abrimos. Regularmente, antes de esta pandemia, recibimos alrededor, por lo menos entre semana, de martes a viernes por ejemplo 50 personas. El fin de semana ya rebasaba las 50. Ahorita son 15 personas las que entran a la semana de martes a viernes, son muy, muy poquitas, incluso hoy apenas ha entrado una persona”.

Por su parte el director del Museo de Arte Sacro, Eduardo Mata, menciona que es un hecho que los siete meses de cierre han mermado la afluencia en los recintos, ya que en su caso, el inmueble ubicado a espaldas de la parroquia de la Asunción, mantiene una concurrencia notablemente baja en contraposición con los números reportados previo a la pandemia.

“Está disminuida notablemente de como veníamos teniendo afluencia al principio del año. Estamos hablando de que hoy tenemos 15 ó 20 visitantes, los días normales entre semana, y a lo mejor sube a 50 o 40 como máximo los fines de semana (…) Más o menos eran 900 (visitantes) al mes repartidos en los 30 días”.

En lo que refiere a los protocolos instalados en ambos inmuebles, los encargados detallan que son los ya conocidos, como el uso de cubrebocas obligatorio, la toma de temperatura, reducción de aforos, así como las modificaciones en sus horarios de apertura.

“Obviamente no queremos tener aglomeraciones, entonces hemos tenido grupos pequeños de máximo 5 personas, siempre y cuando vengan juntos o sean familiares, y en las salas sólo permitimos el acceso en la parte de arriba, que es la parte museística a 8 personas, siempre y cuando estén espaciadas siguiendo todos los protocolos en las salas. En la parte de entrada del Museo tenemos que ponerles gel, tomarles la temperatura, es decir los protocolos generales para todo espacio público”, mencionó el director del Museo de Arte Sacro.

“Aquí en el museo se contempló que no debe haber más de 10 personas, el lugar es pequeño, entonces no más de 10 personas, todos con cubrebocas. Tenemos gel antibacterial a la entrada, que pueden utilizar a la salida y a la entrada del lugar. También al terminar cada día tratamos de sanitizar el área del museo”, explicó la encargada del Museo Paula Briones.

En ambos casos, los encargados destacaron que pese a que las visitas a los inmuebles son pocas, se ha detectado que entre ellas se encuentran personas de otros estados de la república como Tamaulipas, Ciudad de México y Oaxaca.