COMUNIDAD.
Existen funcionarios dentro del gobierno municipal que no están acostumbrados a que una mujer mande, un desafío importante para la presidenta

A varios meses de que iniciara la administración municipal que encabeza Evangelina Pérez Villarreal en San Martín de Bolaños, las necesidades a atender se han intensificado al igual que algunos obstáculos; el machismo ha sido una situación frecuente que se vive al interior de la presidencia y ha generado algunos inconvenientes, explico la alcaldesa para señal informativa.

EPV: Pues sobre todo uno de mis primeros retos es el machismo en mi municipio que todavía, a lo mejor, hay personas o hay sobre todo hombres que no quieren que una mujer los mande y no es mandar, sino que es organizarlos nomás, que ellos todavía están de que pues una mujer todavía no.

Radio UdeG: ¿Ha sido una problemática recurrente entonces en su municipio, que le cometan los hombres?

EPV: No tanto los hombres sino que no es la gente del municipio, sino que a veces son mis mismos compañeros de trabajo; porque no son empleados, somos compañeros, son los que, pues no quieren que una mujer les dé ordenes, pero ahí estamos trabajando y pues como quien dice hablando se entiende la gente.

El diálogo ha sido una de las estrategias que la primera edil de San Martín de Bolaños ha implementado para afrontar esta situación, particularmente con sus compañeros de trabajo, considerándose siempre como una más del equipo, aseguro.

 “Con el diálogo con ellos y platicando, que me vean como una más, no como una jefa ni como una presidenta, es una más con ellos, una compañera de trabajo que queremos trabajar sobre todo, pues servir al pueblo, cumplir con nuestros compromisos que adquirimos cuando anduvimos en campaña entonces que todos ellos tanto como yo como ellos tenemos un compromiso con el municipio”.

Refirió que se han enfrentado a varias problemáticas sobre todo en rubros de salud, infraestructura y obra pública, aseguró que han intentado darles solución conforme a las posibilidades se los permitan.

“En el municipio siempre ha habido escases de agua e incluso de recién que yo entré, son cuatro bombas, cuatro pozos los que tenemos, y en los cuatro pozos se quemaron las bombas, pero ya las reparamos, compramos una bomba nueva y últimamente estamos bien en ese aspecto del agua; solucionamos ese problema, en el tema de seguridad pues es como en toda la región, peros estamos estables, en el tema de salud pues si carecemos de muchos apoyos ¿de qué? pues escases sobre todo de medicamentos, de médico y demás personal, o sea, somos un lugar, un municipio abandonado de acá de la zona norte, esperemos que pues con este cambio que hubo de pues mucha gente, ahorita hubo mucho movimiento de gente, esperemos que nos den respuesta a este problema de salud, porque si es un problema grave”. 

Pérez Villarreal considera que  en todos los municipios de la región, se están  viviendo situaciones similares, el tema de salud, reiteró, es uno de los más urgentes a atender.

Avatar