Esta mañana, en “De Hecho y de Derecho”, acompáñanos a conocer una de las herramientas que se están implementando en México, para investigar casos tortura, llamado “Protocolo de Estambul”, el cual, de acuerdo a la página web de la institución “Síndic. El Defensor de las Personas”, este protocolo proporciona el primer conjunto de directrices reconocido internacionalmente para los médicos y abogados sobre cómo determinar si una persona ha sido torturada y cómo documentar los síntomas, por lo que la documentación puede servir como prueba válida e independiente ante un tribunal. Este manual fue Aprobado por la ONU en 1999 y fue elaborado por más de 75 expertos en derecho, derechos humanos y salud durante 3 años de esfuerzo colectivo de más de 40 organizaciones diferentes, incluyendo el Consejo Internacional de Rehabilitación para Víctimas de la Tortura.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here