Fotografía: Comité en defensa del bosques El Nixticul
Guadalajara, Jalisco.

Hace un año y tres meses, en una extensión de 10 hectáreas del bosque Nixticuil cercana a la avenida Federalistas se dio un incendio y ayer ya apareció con dueño, permiso para ser edificada y ya fue enmallada.

Los vecinos denunciaron y la Dirección de Inspección y Vigilancia de Zapopan, que tardó horas en enviar inspectores, respondió que sí hay permisos a favor de La Cima, un desarrollo inmobiliario vecino al tramo remanente de bosque de pino encino.

 Los planes parciales vigentes lo catalogan como Área de Conservación Ecológica con Actividades Silvestres y formaría parte de una ampliación de 7.7 hectáreas.

El 5 de febrero del 2021 se incendió y desde entonces se advirtió que había intereses detrás de ello.

Ayer lunes 16 de mayo en sus redes sociales el Comité en Defensa del Bosque Nixticuil denunció que estaban enmallando la zona y pidieron la presencia de inspectores en el lugar.

Después de tres horas del primer reporte, denunciaron que “no han aparecido a clausurar las obras en el arroyo incendiado que el consorcio #Aga pretende alambrar. Vecinas reportan trabajo topográfico al interior del bosque”.

Tras insistir, sí acudieron los inspectores, pero solo para que luego más tarde la Dirección de Inspección y Vigilancia de Zapopan confirmara que ya hay permisos para que el desarrollo inmobiliario la Cima edifique en la zona. No dieron a conocer el número de permiso para construir en ese tramo remanente de bosque de pino encino.

Los vecinos sostienen que no se puede construir en ese punto que es zona federal y área de conservación.

Desde 2020 hay una solicitud en el ayuntamiento para que se declare esa zona dentro del área natural protegida, pero el gobierno municipal de Zapopan nunca ha dado el siguiente paso para cumplir con el trámite y mientras tanto le siguen restando al bosque.

Víctor Chávez Ogazón

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here