Noviembre llega, y con ello la elaboración del pan de muerto en las ciudades y pueblos de todo el país, una tradición que el señor Misael Ceballos inicia unos días antes de día de muertos, durante y algunos días después.

A sus 13 años comenzó con la elaboración de pan, bolillo o birote fue su especialidad durante varios años, pero no fue sino hasta hace 15 años durante su estancia en puebla que comenzó con la producción de pan de muerto, en la actualidad cada temporada hace alrededor de 100 por día aproximadamente

El señor Misael relata que el suele hacer el pan de muerto con ingredientes tradicionales y sin rebajar los mismos, ya que el poner ingredientes en menor cantidad y sustituir ingredientes por otros para ahorrar dinero se ha vuelto una tradición que afecta en la calidad del pan.

Misael cuenta que pese a la pandemia esto no afectará tanto a la venta de pan de muerto, ya que la gente sigue haciendo altares o lleva para sus casas y familiares. Estos panes los suele hacer por pedidos, e incluso hay gente de fuera que los conoce por la calidad de su pan.

Mientras que la venta de pan de muerto no les afectara tanto, no es así con la venta normal de pan. Misael narra que desde que inició la pandemia hasta hace 15 días, la venta bajó de manera significativa, e incluso hubo un momento donde estuvieron a punto de cerrar la panadería.

Para todo aquel que esté interesado puede acudir a la panadería ubicada en Cuauhtémoc #284 colonia centro, también pueden hacer encargos llamando al teléfono 341 158 0726 y recoger su pan al domicilio ya mencionado.

Por: Guillermo Tovar