Con la activación del botón de emergencia, el acuerdo de operatividad de los comerciantes en el Centro Histórico queda suspendido, es decir, la dinámica del 50 por ciento cada fin de semana no podrá ejecutarse.

Antonio López Vázquez, oficial de padrón y licencias de Zapotlán el Grande, señala que a pesar de la orden de no trabajar en el Centro Histórico, los comerciantes tienen la oportunidad de desempeñar su labor en otros puntos de la ciudad y de esta manera seguir obteniendo ingresos.

El oficial de padrón y licencias de Zapotlán el Grande comenta que las afectaciones a los comerciantes han sido en gran medida, debido a la cancelación de las festividades de los últimos meses e incluso al volver al Centro Histórico para la reanudación de sus ventas tuvieron que cerrar para evitar aglomeraciones durante las misas por las festividades josefinas.

López Vázquez recalca que únicamente  los comerciantes del Centro Histórico, los comercios de kiosquitos y puestos cercanos al centro de la ciudad permanecerán cerrados los fines de semana y para el resto de los comercios del municipio deben contar con las medidas sanitarias y con la modalidad de venta para llevar.

Por. Marisol Chávez