Rector UdeG
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Las condiciones están dadas para que la Universidad de Guadalajara (UdeG) regrese a clases presenciales en forma híbrida en las próximas semanas. Una fecha probable es el 4 de octubre; sin embargo, el día preciso se confirmará el próximo lunes, advirtió el rector general, Ricardo Villanueva Lomelí.

El Consejo de Rectores se reunió este martes y en los siguientes días se van a afinar los detalles para que la vuelta a las aulas se haga en forma segura para las y los estudiantes y maestros.

“Les puedo adelantar que los datos epidemiológicos sí nos permiten pensar en cierta presencialidad. Vamos a trabajar toda esta semana para ese plan de retorno y el lunes de la siguiente semana estaremos dando rueda de prensa para informarles cómo. El mayor temor que teníamos, que era que el regreso a clases de educación básica pudiera provocar un repunte mayor al que ya estamos viviendo, no sucedió. Afortunadamente, el escenario epidemiológico es el mejor posible: regresaron dos millones de niños a las escuelas y al revés: en vez de un repunte, la pandemia ha venido cediendo y esa es una gran noticia”, aseguró.

Villanueva Lomelí aclaró que el regreso a la presencialidad de los estudiantes se dará en forma gradual.

“De inicio sí tiene que ser híbrido, un regreso total a las aulas no es posible. Tendrá que ser con todas las medidas de seguridad, pero hasta ayer íbamos en ocho estrategias para el regreso. Ayer fui al CUCEI, estuvimos evaluando laboratorios, vamos a certificar lugares, estamos comprando equipos. Créanme que el mejor regreso a clases que he visto va a ser el de la UdeG”, afirmó.

Cada preparatoria y centro universitario tendrá cuidados específicos. Por ello, en aquellas aulas que lo requieran se instalarán ventiladores. La UdeG compró cuatro mil unidades, dijo el rector.

“Tenemos cuatro mil ventiladores, tenemos equipos, estamos instalando filtros, medidores, ventiladores, ventilación cruzada, ventilación natural. Estamos haciendo un diseño espacio por espacio para un protocolo y cada espacio se va a certificar por la Mesa de Salud”, señaló.

El regreso a las actividades presenciales implicará un gasto de 20 millones, de los cuales la UdeG aportará 18 millones de pesos de sus finanzas propias y la Subsecretaría de Educación Superior del Gobierno federal entregó dos millones de pesos.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here