Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Con la participación de las máximas autoridades de la comunidad y de 101 comuneros, la localidad de Cajones, municipio de Mezquitic, decidieron que se cancela la instalación de las casillas electorales y la negación de emitir el voto.

La causa principal para no participar en la elección local y federal se debe a que persiste el bloqueo del camino que lleva al ingreso a los lugares sagrados de Teekata y Teupa.

Quienes habitan en Cajones -que forma parte de la comunidad indígena de Santa Catarina Cuexcomatitlán- sufren las consecuencias del bloqueo del único camino que los comunica a pueblos circunvecinos, como parte de un conflicto agrario en el lugar.

“Consideramos que es una burla que el INE y el IEPC hagan hasta lo imposible para que los paquetes electorales lleguen a su destino, sin considerar la situación del bloqueo del camino. No vemos la iniciativa, compromiso y el interés propio de los partidos políticos en generar un diálogo que beneficie a ambas comunidades”, señala el acta de la asamblea de los comuneros de Cajones.

Además, la comunidad wixárika refirió que las necesidades esenciales de la comunidad no se han cubierto, ni se han retomado por las autoridades agrarias y tradicionales de la comunidad de Santa Catarina. “Nos sentimos olvidados y desamparados de los mismos”, dijeron.

Los comuneros de Cajones señalaron que “nos vemos obligados a actuar de esta manera, para que nuestra palabra sea escuchada y se retomen las peticiones e inquietudes” de la comunidad.

Ignacio Pérez Vega