Fotografía: Fátima Aguilar.
Guadalajara, Jalisco.

Como un programa “cosmético” para aparentar que los tres niveles de Gobierno hacen algo adicional en materia de seguridad. Así calificó el regidor de Hagamos en Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, la implementación de las volantas en la metrópoli.

Para Bravo Padilla, esta estrategia es un reflejo de la carencia de inteligencia por parte de las autoridades, al no ubicar operativos dirigidos a la delincuencia y no a la población en general.

“En lugar de hacer un trabajo de investigación profunda los tres niveles de gobierno, simplemente se lanza un operativo que indispone a la ciudadanía, porque todo mundo vamos a ser revisados en nuestras pertenencias y la delincuencia organizada, tranquila, continúa con su forma de delinquir, de generar zozobra en la ciudad”.

Dijo que son estrategias que se vuelvan a “sacar del ropero”, pero no la solución de fondo.

Con motivo del 480 aniversario de Guadalajara, el regidor señaló los principales pendientes que ve en el municipio, entre los que destacó la inseguridad, abastecimiento de agua, la depredación ambiental por intereses inmobiliarios, la desigualdad y, especialmente, la inequidad de servicios públicos para el Oriente de la ciudad.

“Hay colonias que están devastadas por la delincuencia, que están asoladas por los problemas que ocurren en las vías públicas, pero esencialmente el Oriente, y muchas de las colonias periféricas, aunque estén en el Poniente, también acusan un enorme deterioro en servicios públicos y equipamiento urbano”.

Aunque ve una mejora en el presupuesto para infraestructura, dijo que sólo apoyan una reestructura de la deuda si se prioriza la inversión para las zonas más vulnerables de la ciudad.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here