Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

El 3 de mayo es el Día de la Santa Cruz y se celebra a los trabajadores de la construcción, desde albañiles, azulejeros, carpinteros, instaladores de tablaroca y soldadores.

También cada vez más mujeres se unen al sector de la construcción y este día acudieron a la parroquia de la Santa Cruz, para asistir a misa, dar gracias por tener empleo y para recibir la bendición de las cruces que se instalan en cada obra, de parte del obispo auxiliar de Guadalajara, Engelberto Polino Sánchez.

Ramona García Aguayo, se considera “chalana” y relata que le entró a ese trabajo porque su esposo es albañil y cuando no había peones, ella le entraba al quite, desde hace 40 años.

“Yo he pegado (ladrillo) sé hacer barditas, de lo que él me ha enseñado, de lo que he visto. A veces, por ejemplo, la jardinera, ahora sí que no espero a que lo haga si yo lo sé hacer, es bueno, uno aprender”, explicó.

El caso de María Guadalupe Suárez también le entró a la construcción por su esposo y se animó a entrar como ayudante de albañil cuando vio que recibía mejor sueldo que cuando trabajaba en una zapatería. Ella tiene cinco hijos.

“En relación a lo que yo anteriormente estaba trabajando era en una zapatería y la verdad ahí me pagaban muy poco, me pagaban como 900 y en la obra me pagaban de 1,500 a 1,700 (semanales). Casi el doble. He aprendido a hacer mezcla, a pasar ladrillo y a ayudarle a mi esposo a veces, a pasar niveles”, expresó.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) organiza la celebración, que incluye el concurso de cruces. El secretario de la Delegación Jalisco, Juan Manuel Chávez Ochoa, explicó que un trabajador de la construcción recibe un buen sueldo, que compite o supera a egresados de licenciaturas.

“La percepción de nuestros trabajadores partiendo de la base de la pirámide, que son los peones, ellos perciben aproximadamente 9 mil 500 pesos mensuales, lo cual es 65% por arriba del salario mínimo. Un maestro albañil ronda los 14 mil o 15 mil pesos mensuales, más prestaciones y un azulejero llega a ganar 18 mil pesos mensuales”, dijo.

En las obras, este 3 de mayo no hubo trabajo. Los empleados de la construcción convivieron en torno a una carne asada, un cazo de carnitas y unas bebidas bien frías.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here