Verificación Obligatoria: un jugoso programa recaudatorio | Parte 3

En el programa Verificación Responsable implementado por el Gobierno de Jalisco, cientos de miles de automóviles en el Estado estarían rechazados en la revisión de contaminantes por fallas en la aplicación de la norma.

0
17
Guadalajara, Jalisco.

En el programa de Verificación Responsable implementado por el Gobierno de Jalisco, cientos de miles de automóviles en el Estado estarían condenados a ser rechazados en la revisión de contaminantes por fallas en la aplicación de la norma… y de la prueba misma.

El presidente de la Asociación de Talleres para Emisiones y Reparaciones Vehiculares, Abraham Gobel, denuncia que, en la implementación de este proyecto, que considera recaudatorio, los equipos operados por la empresa WEP, ganadora de la licitación, fueron calibrados para rechazar miles de unidades en abierta violación a los parámetros ambientales oficiales.

 

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 041 Semarnat 2015, para el método dinámico, que es el modelo que se sigue en Jalisco, los vehículos de 1990 y anteriores tienen como límite máximo permisible la emisión de contaminantes de hasta 350 partículas por millón.

Sin embargo, los equipos del programa de verificación en la Entidad establecen un tope de 100 partículas por millón, lo que no sólo viola la norma, sino que vuelve imposible que estas viejas unidades puedan pasar la revisión.

Según datos de la Secretaría de Hacienda de Jalisco, al menos 60% del parque vehicular del Estado, que es de cuatro millones, es del año 2000 o anteriores, y existen cientos de miles del grupo del 90 o anterior que no pasarán la verificación con estos parámetros.

La Asociación de Talleres para Emisiones y Reparaciones Vehiculares revela también que la prueba está siendo aplicada en forma deficiente, lo que ha provocado que vehículos de modelos recientes, incluidos del año 2022, hayan sido rechazados.

La Norma Oficial Mexicana 047 Semarnat 2014 establece los rangos de duración, aceleración y Revoluciones por Minuto a los que debe aplicarse la verificación dependiendo del cilindraje de los vehículos, lo que arrojará el parámetro adecuado.

Pero la agrupación de talleres de emisiones vehiculares advierte que, una revolución del motor baja o superior a lo que dicta la norma, provocará el rechazo de las unidades nuevas, como ya está sucediendo.

Abraham Gobel denuncia casos de camionetas que, sin emitir contaminantes, también fueron rechazadas.

 

 

En el contrato de 15 años recibido por WEP, Worldwide Enviromental Products, la compañía estadounidense muestra que también es una firma muy celosa de su tecnología.

Según el acuerdo suscrito con el Gobierno de Jalisco, el paquete tecnológico entero le corresponde al proveedor. Es decir que, salvo su resguardo, uso y aprovechamiento, las autoridades estatales no tienen ni tendrán derecho, título o interés de esta tecnología por los próximos 12 años.

 

 

Es más, si el operador del programa, que puede ser el Gobierno estatal o los particulares que recibieron la concesión del centro de verificación, se atreve a violar, alterar o atentar contra la tecnología o los equipos de la empresa estadounidense, no sólo se rescindirá el contrato, sino que deberá pagar una severa sanción, según explica Abraham Gobel, presidente de la Asociación de Talleres para Emisiones y Reparaciones Vehiculares.

Por si fuera poco, los inversionistas que abran los también llamados verificentros firmarán un contrato con WEP, donde deben dejar como depósito un millón de pesos por cada línea de verificación. Es decir: si alguien instala un centro con 10 líneas, serán 10 millones de pesos depositados en garantía.

Debido a todo este camino costoso para instalar los módulos que, en teoría, contribuirían a mejorar la calidad del aire, Jaime Aldrete, presidente de Talleres Acreditados de Jalisco, insiste en que se trata de un proyecto planeado sólo para hacer negocio.

Señala que el parque vehicular en Jalisco paga anualmente unos seis mil millones de pesos en impuestos, multas, refrendos y placas, que serían suficientes para implementar un programa de verificación gratuito.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here