Verificación obligatoria: un programa contra el bolsillo | Industrias, en la impunidad

Desde un inicio se reconoció la falta de centros y líneas de verificación, problemas con las citas en la página oficial y, sobre todo, una amplia oposición ciudadana.

0
11
Guadalajara, Jalisco. 

El programa de verificación vehicular en Jalisco, impuesto por las autoridades estatales, ha tenido varios retrasos. Desde un inicio se reconoció la falta de centros y líneas de verificación, problemas con las citas en la página oficial y, sobre todo, una amplia oposición ciudadana para participar en un programa que, si bien se ha socializado en pro del medio ambiente, se considera a todas luces recaudatorio.

Esto tiene un sustento real: las autoridades se han mostrado más interesadas en combatir las fuentes móviles de automotor que las fuentes fijas, como las industrias, basureros, granjas porcícolas y ladrilleras, entre otras, y las fuentes dinámicas, como la deforestación y la basura en las calles que alteran la composición de la atmosfera.

¿Sabías que, en el mundo, siete millones de personas mueren al año debido al aire que respiran?

Esa terrible cifra está confirmada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Foto: Coordinación General de Gestión del Territorio de Jalisco.

Y Jalisco no escapa a esa realidad…

Aquí el cálculo es que son más de 400 los ciudadanos que fallecen debido a la mala calidad del aire.

¿Cómo ha respondido el Estado? Culpando a los autos.

Para el jefe del Departamento de Ciencias Ambientales del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Miguel Enrique Magaña, tanto la actual como las pasadas administraciones han mantenido el mismo discurso. Y aun así, no se ha visto una mejora en la calidad del medio ambiente. El especialista pone un énfasis: la verificación vehicular no es la solución.

Para el experto en medio ambiente del CUCBA, implementar un programa de verificación vehicular obligatorio no garantiza que mejore la calidad del aire. La prueba está en otros estados donde ya se aplican estrategias similares, sin los resultados esperados.

Para él, vigilar, multar y clausurar las industrias contaminantes, así como poner en orden a las ladrilleras, brindaría un mejor resultado.

Foto: Coordinación General de Gestión del Territorio de Jalisco

El 7 de junio de 2022, el gobernador Enrique Alfaro anunció la creación de una nueva red de monitoreo de calidad del aire en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) con una inversión de 20 millones de pesos provenientes del Fondo Ambiental. Esto fue lo que dijo entonces:

Respecto a la red de monitoreo de calidad del aire y su actual función, Enrique Magaña considera que el crecimiento desmedido de la ciudad hoy día impide una lectura real de qué calidad de aire nos llevamos a los pulmones, pues las estaciones se encuentran desactualizadas, y al no renovarse es muy complicado conocer los índices reales de la contaminación y sus consecuencias para las y los ciudadanos.

La deforestación, la industria, ladrilleras y rellenos sanitarios representan, en suma, la mayor parte de la contaminación ambiental en Jalisco. Miguel Magaña insiste en que atacar con un programa de verificación vehicular obligatoria a las fuentes móviles no es, ni de cerca, la solución para mitigar la contaminación que hoy se vive.

Con todo ese panorama a cuestas, a partir de marzo está anunciada la aplicación de multas para quienes no aprueben la verificación vehicular.

Cada multa rondará entre los mil 924 y dos mil 405 pesos.

Según la apuesta del Estado, entrarían más de 700 millones de pesos por recaudación este año. ¿Y quiénes van a aportar esa suma? Por supuesto, quienes conduzcan autos que no cumplan con ese programa obligatorio.

Mañana, en una segunda entrega: autoridades se dicen listas para multar en

“Verificación obligatoria: un programa contra el bolsillo”

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here