Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Italia Bueno es mamá de Katherine, una menor que desde hace cinco años está en espera de un trasplante de riñón y que con la iniciativa para quitar obstáculos a la donación de órganos veía una esperanza de vida, que se esfumó a causa de que la mayoría de diputados en el Congreso del Estado decidieron no apoyarla.

Katherine de 15 años de edad, tiene afectaciones en su crecimiento por la enfermedad renal, en sus huesos, no puede caminar y padece del corazón. Su mamá sabe que el tiempo es vital, por eso este retraso les afecta tanto.

“Es ahí cuando yo veo a mi hija y digo ¿cuánto más? o ¿qué tenemos que hacer? Ya fuimos a marchas, ya vinimos al Congreso, los diputados nos apoyan y no es justo que ya llegando casi al final nos digan que siempre no, que se acabó”.

Su mayor temor es que el tiempo transcurra y llegue el momento en el que Katherine ya no sea candidata a un trasplante, pues le ha tocado ver la muerte de más compañeros de su hija, que se quedaron en espera de un riñón.

“Su cuerpo lucha, pero llega un momento en que se desgasta tanto que llega un momento en el que te dicen ‘no, ya no es candidata a un trasplante, ya su corazón no lo puede resistir o ya sus otros órganos están tan dañados que no pueden recibir un riñón. Al final eso es lo que pasa, he visto compañeros de Katherine morir, esperando un riñón”.

La única que es compatible con ella es su hermana, pero es menor de edad, le falta un año para ser su donante, pero ni siquiera saben si Katherine puede resistir ese tiempo.

Mientras tanto, los diputados decidieron que tras un año y medio de discusión, la iniciativa no va a subir al Pleno para ser aprobada, sin dar una justificación concreta. La misma tiene como objetivo central reformar la Ley de Salud Estatal, para quitarle la decisión a un tercero sobre la donación de órganos de una persona que en vida manifestó su voluntad de hacerlo.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here