Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara,Jalisco.

En la colonia Vallarta San Jorge, al poniente de Guadalajara, un grupo de vecinos denunció que la asociación vecinal ha implantado un sistema de cobranza de cuotas, con despachos de abogados, que generan miedo en algunos vecinos, sobre todo en personas de la tercera edad.

El mecanismo se exige por igual a vecinos, a restaurantes, a consultorios médicos, supermercados o colegios particulares, precisó el vecino Alberto Cruz.

“Ellos envían una hoja de cobranza y hacen visitas a domicilio. Últimamente lo dejaron de hacer por las quejas, pero venían a cobrar la cuota vecinal, te dejan un escrito donde te informan de cuánto es tu atraso, cuánto debes a la asociación, cuando este tipo de cuotas es voluntario. Es una asociación civil, nosotros, la colonia Vallarta San Jorge, es una colonia donde todos los servicios los ofrece el municipio, no somos un condominio”, expresó.

La asociación vecinal tiene una tabla de cobros anuales que incluye 24 categorías, desde una casa, que debe pagar mil 200 pesos, hasta una estancia infantil a la que le cobran 7 mil 500, una sucursal bancaria que debe pagar 10 mil pesos o un café o restaurante, a los que le exigen el pago de entre 4 mil 500 a 6 mil 500 pesos.

Además, Alberto Cruz dijo que se condicionan los servicios públicos que realiza el Ayuntamiento de Guadalajara, únicamente a vecinos que estén al corriente en el pago de las cuotas. Por ejemplo, la volanta de la Dirección de Movilidad para obtener ganchos de estacionamiento para personas con discapacidad o las vacunas para prevenir la influenza, solo tienen derecho quienes no tengan adeudos.

La asociación Unidos Somos Vallarta San Jorge AC implanta un sistema de cobros que le competen al ayuntamiento, por ejemplo para realizar alguna modificación a las viviendas.

Alberto Cruz relató que el jueves pasado se realizó una asamblea para renovar la mesa directiva, a la que acudieron unas 40 personas, cuando en la colonia hay 800 casas y no se informó a los colonos de la reunión vecinal, quienes se enteraron el mismo día.

José Antonio González González es el presidente desde 2018 y su periodo concluyó en 2021 y ahora quiere reelegirse, apuntó el entrevistado.

“Pero esta asociación vecinal, por medio de sus estatutos, tiene muy en claro, que no pueden votar los vecinos que no estén acorde a las cuotas que ellos establecen. Eso se me hace totalmente fuera de lugar, porque a final de cuentas somos vecinos, todos tenemos un domicilio aquí en Vallarta San Jorge y creo que por eso todos tenemos derecho de opinar y de votar sobre lo que pasa en nuestra colonia”, dijo.

Del problema, el grupo crítico de colonos de Vallarta San Jorge notificó al alcalde Pablo Lemus, a la diputada de MC del distrito 8, Claudia Salas, sin embargo, no se toman medidas, Los inconformes presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) y en 2020 se había interpuesto una denuncia ante la Contraloría Ciudadana de Guadalajara, de la que nunca tuvieron una respuesta.

“Se le notificó al alcalde Pablo Lemus, a través de un oficio, se le notificó a la diputada Claudia Salas y se le hizo llegar a la CEDHJ esta denuncia ciudadana, porque tenemos un oficio de más de 70 firmas de vecinos quejándonos de esto”, indicó.

Los quejosos le piden al gobierno de Guadalajara que se destituya a la directiva de vecinos, ya que el artículo 40 de la Ley de Participación Ciudadana, establece que se pueda quitar a una mesa directiva de vecinos, cuando “usurpa” funciones que le competen al Ayuntamiento.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here