Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

No solo la zona norte de la ciudad carece de agua. En la privada de la República de Uruguay, del centro de San Pedro Tlaquepaque, tienen meses con un servicio intermitente.

Los vecinos tuvieron que conseguir tinacos que colocaron afuera de sus viviendas para reservar agua.

Adentro de sus casas tienen cubetas y tambos que llenan cuando se reanuda el servicio, por lo regular solo una vez a la semana, indicó el señor Carlos Arce, quien padece cáncer y tiene que lidiar con esta problemática.

Los habitantes de la privada hicieron reportes al SIAPA y la solución inmediata fue instalar una cisterna, la cual ya fue retirada sin que el servicio de agua potable se restableciera al 100%.

Entre las viviendas hay talleres de alfarería, donde han tenido que pagar pipas continuamente para no dejar de trabajar, explicó el señor, Samuel León.

Cada vecino tiene una versión distinta del origen de la crisis que enfrentan ante la ausencia de una autoridad que dé respuesta a sus quejas. Eso sí, los recibos del SIAPA no han dejado de llegar, con cobros de 631 pesos por un servicio no prestado.

Éste caso es particular porque en calles contiguas y colonias vecinas no se carece de agua.

Georgina García Solís