Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Vecinos de la colonia La Floresta del Colli, cuyas viviendas fueron destruidas el 27 de abril, al encontrarse en una zona de riesgo junto al arroyo Seco, en Zapopan, salieron con las manos vacías, de una mesa de diálogo que se realizó en Palacio de Gobierno, durante más de dos horas.

A la reunión no se presentó el alcalde de Zapopan, Juan José Frangie. En su representación acudió Salvador Villaseñor Aldama, coordinador de Desarrollo Económico y Combate a la Desigualdad. También estuvo presente la delegada de la Secretaría del Bienestar del gobierno federal, Katia Meave.

Jesús Arturo López, representante de las familias afectadas, se quejó de la falta de sensibilidad de las autoridades, en especial del gobierno de Zapopan y del gobierno de Jalisco, quienes no aceptan que actuaron mal, al destruirles sus fincas, sin previo aviso y con apenas 10 minutos para salir con un cambio de ropa y sus documentos personales.

“Salimos tristes, salimos decepcionados. Hay muy poca sensibilidad tanto del estado, como del municipio. Tuvimos mayor apoyo por la federación, pero desgraciadamente ellos están en su rol de que hicieron las cosas conforme a la ley. Nos invitaron a proceder legalmente, porque ellos no aceptan su responsabilidad, entonces, recurriremos a todas las instancias pertinentes porque la lucha no se acaba”, explicó.

Los colonos exigen que se les reubique en un predio cercano a donde vivían y que se les repongan los bienes muebles que se les dañaron con el desalojo que realizaron la Policía de Zapopan, la Policía Estatal y la Guardia Nacional.

“Lo que pedimos es la restitución integral del daño, tanto psicológico como el de nuestras viviendas, el patrimonio, los que teníamos negocios, -nos dejaron sin negocio, sin casa-, todo lo que coadyuve a los daños materiales y psicológicos. El gobierno federal es el único que está de pie y está en lo dicho. Son los únicos que sí nos han dado su apoyo. De hecho, en esta mesa ellos dijeron que ya tienen el presupuesto, nada más falta que el estado y el ayuntamiento, ayuden a la reubicación”, explicó.

Los vecinos le piden al alcalde de Zapopan, Juan José Frangie, que haga una disculpa pública por el desalojo de las viviendas y también porque los ha llamado “aprovechados”, cuando lo único que piden es recuperar lo que era suyo.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here