Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco.

Además de las fallas en las escaleras eléctricas de la Línea Tres del Tren Ligero en varias de las 18 estaciones del trayecto que conecta a Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, denuncian asaltos afuera de las estaciones.

Una de las escaleras eléctricas con más de siete meses sin funcionar es de la estación Plazo Patria. El señor Juan Manuel usa la Linea Tres del Tren Ligero para llegar a esta estación cada mes ya que acude a una unidad médica que esta en la zona que limita los municipios de Guadalajara y Zapopan, señala que es “muy necesario” su financiamiento.

Pero, no es solo la única estación, el señor Francisco quien hace uso frecuente de la Línea Tres del Tren Ligero, menciona que son varias estaciones que tiene fallas en algunas alternativas de movilidad interna.

Al ser una escalera prolongada con más de 30 escalones se dificulta a las personas de la tercera edad subir y bajar, y más si tienen alguna enfermedad crónica o tiene dificultad para caminar. El señor Juan Manuel, habitante de Tlaquepaque se traslada de la estación CUCEI a la estación Plaza Patria.

Aunque el servicio en general es calificado como “bueno”, las escalera eléctricas y elevadores empañan su característica de eficacia y seguridad para las y los usuarios.

Otro enfoque que oscurece a la tercera línea ferroviaria urbana en sus 21.5 kilómetros es la inseguridad, el señor Francisco denuncia los robos constantes que se registran entre la Avenida Patria y Avenida Ávila Camacho.

A un año cinco meses de la inauguración de la Línea Tres del Tren Ligero, las quejas más frecuentes ha sido el servicio de las escaleras eléctricas, elevadores y falta de seguridad pública en las 18 estaciones, una constante que se observa en algunos espacios del Sistema de Transporte Urbano de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here