Tianguistas
Fotografía: Julio Ríos / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Familias, incluyendo adultos mayores visitaron el legendario Baratillo, uno de los tianguis más antiguos de Guadalajara. Aunque algunos llevaban cubrebocas, en algún momento olvidaron colocarlo nuevamente para cubrir nariz y boca. Otros no lo portaban.

Aunque hubo personal del Ayuntamiento para ordenar la entrada y salida con vallas, se retiró alrededor de las 14:00 horas aunque todavía había quienes seguían con la actividad comercial.

Leticia Macías, lleva unos tres años como comerciante en el tianguis, comentó que los locatarios se organizan para concientizar a las personas en el uso de cubrebocas.

Este tianguis ha sido suspendido debido a las medidas sanitarias por parte del Ayuntamiento de Guadalajara, el que registra más casos de COVID-19 y más decesos.

Tres de cada 10 personas infectadas residen en Guadalajara, hasta el momento suman 16 mil 545 casos confirmados y 864 defunciones.

Elizabeth Ortiz