EFE/ José Méndez

Guadalajara, Jalisco.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el asesinato del consejero nacional de morena y funcionario de primer nivel en el Gobierno de Puerto Vallarta, Salvador Llamas Urbina, ocurrido en Guadalajara, fue un “ajusticiamiento”.

“Se están llevando a cabo las investigaciones. Hoy se trató este tema en el gabinete de Seguridad. Yo creo que pronto vamos a dar un informe sobre lo sucedido. Lo que ya se dio a conocer es que él estaba en un restaurante, entraron y lo asesinaron. Hubo también el asesinato de uno de sus escoltas y también perdió la vida uno de los presuntos agresores en este encuentro… en esta confrontación”, relató el mandatario.

Respecto a los señalamientos sobre que, probablemente, el fallecido trataba con miembros del crimen organizado antes de que le dispararan, el jefe del Ejecutivo federal dijo que hasta ahora eso no está confirmado, por lo que pide esperar a que las autoridades realicen las indagatorias correspondientes y no hacer especulaciones.

“Al parecer fue un ajusticiamiento… un asesinato. Fueron sobre él. (Sobre la etiqueta del funcionario como parte de un grupo criminal), eso no nos consta, no tenemos pruebas. Eso es mejor esperar a que la autoridad haga la investigación”, resaltó.

López Obrador adelantó que será este jueves, durante la presentación del informe ‘Cero Impunidad’, cuando se dé información más completa sobre este caso.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here