Fotografía: Fátima Aguilar.
Guadalajara, Jalisco.

En medio de una obra de teatro para evidenciar parte de los problemas que atraviesa Jalisco, como las 16 mil desapariciones, la falta de cambio en las alcancías del transporte público y de Mi Macro Periférico hasta Tonalá, las desapariciones forzadas por parte de la Fiscalía Estatal, la Universidad de Guadalajara (UdeG) retomó las caminatas hacia Casa Jalisco para entregar las firmas contra el recorte de 140 millones de pesos al Museo de Ciencias Ambientales hecho desde el Ejecutivo.

Luego del periodo vacacional de esta institución, la caminata partió desde el Edificio de Rectoría General para reclamar también la asignación de un presupuesto estatal menor a la inflación en este 2022, y se sumó la exigencia de justicia para Gustavo y Hugo, los guardias de Canal 44 asesinados en el Cerro del Cuatro el pasado 28 de diciembre.

Guillermo Gómez Mata, Secretario General de la UdeG:

“Al día de hoy no podemos identificar si en realidad hay una investigación en marcha, y si la hay, vamos a exigir que se haga en serio, porque pareciera que está escalando el nivel en esta situación, en este contexto del conflicto y pues los universitarios, para ponernos de acuerdo, y no tengan duda, es importante sentar el precedente: no nos podemos dejar amedrentar”.

En medio de pancartas con esta exigencia de justicia y consignas como “Alfaro, regresa el dinero”, los universitarios avanzaron en esta caminata número 44. Al llegar a Casa Jalisco colocaron imágenes de Diego Monraz, secretario del Transporte, David Zamora, secretario de Infraestructura y Obra Pública, y Gerardo Octavio Solís, fiscal estatal, a quienes estudiantes de esta Universidad representaron como los “Reyes Malos” para llevarle ofrendas al gobernador, Enrique Alfaro, en representación de “El Mesías”.

Entre ellas, la crisis de desaparecidos en Jalisco, las alcancías que no regresan cambio, la falta de Mi Macro Periférico a Tonalá y las desapariciones forzadas de jóvenes, como las ocurridas el 5 de junio de 2020.

Al concluir, el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Javier Armenta Araiza, reclamó el maltrato hacia la UdeG desde el Gobierno de Jalisco.

“Si el gobernador piensa que por alzar la voz y criticar nos va a quitar el presupuesto a la Universidad, es muy injusto. Piensa que el dinero público es de su bolsillo, que le perteneciera y piensa que por darle presupuesto a la Universidad está comprando su silencio, y está muy equivocado porque la opinión y la voz de la Universidad no está a la venta y eso le duele y es su problema”.

En esta ocasión, fue la comunidad de la Secretaría General, en un contingente de más de 500 personas, quienes entregaron más de cuatro mil firmas al gobernador contra este recorte.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here