Fotografía: Cinthia Ramírez / UDGTV
Guadalajara, Jalisco.

En el arranque de 2022, la Universidad de Guadalajara (UdeG) comenzará la lucha legal para lograr cambios a las leyes, a fin de que se tenga un presupuesto constitucional para la casa de estudios y evitar que el dinero anual quede a la decisión del gobernador en turno.

Así lo dijo el rector general de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, quien dijo que aún se evalúa la figura legal a utilizar, ya sea una consulta popular o una iniciativa popular.

“El trato presupuestal fue el peor de las últimas décadas a la Universidad. A esta Universidad ya no solo nos costó los 140 millones de pesos que no nos ha dado (del Museo de Ciencias Ambientales), ya son cerca de 400 millones de pesos que perdimos y que son irreductibles para toda la vida y que no podemos depender de los vaivenes de un Ejecutivo que cree que el dinero es suyo y que él puede mandar sobre ese dinero y un Congreso que no se defiende, una Legislatura que permite que le mueven lo que ellos autorizan y que está dispuesto a seguir a ojos cerrados al Ejecutivo”, explicó.

Aunque aún no se tiene una definición legal de cuál es el camino a emprender, lo que es un hecho es que la UdeG va a pedir el respaldo de la gente para lograr un presupuesto mínimo justo, dijo Villanueva Lomelí.

“Yo creo que es una tarea que los universitarios debemos emprender el próximo año, buscar que nuestro presupuesto ya no dependa del estado de ánimo de un gobernador y de un Congreso que no separa defender a su Universidad. Estamos explorando toda la parte jurídica, hay algunas cuestiones que estamos revisando de si es o no materia de la iniciativa popular cuando tiene que ver con presupuesto. Sabemos que cuando es un tema de impuestos no es la iniciativa popular la vía que se puede hacer, pero creo que sí buscaremos el apoyo popular y con un solo diputado que nos de su boleto de acceso para entrar al Congreso, yo creo que los cientos de miles de firmas que queremos juntar, si no es la iniciativa popular el vehículo, cualquier diputado podrá recoger esas firmas y buscar que entre al Congreso una iniciativa”.

En el corto plazo, lo que se pone en riesgo si no hay una ampliación del gasto para la UdeG en 2022, es el crecimiento de las obras para las preparatorias 19, 20, 21 y 22, así como las etapas pendientes de ampliación en los centros universitarios de Tlajomulco y de Tonalá.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here