Fotografía: Universidad de Guadalajara

Guadalajara, Jalisco.

La Universidad de Guadalajara trabaja bajo un nuevo protocolo para atender los casos de violencia de género dentro de la institución, así lo aseguró la jefa de la Unidad para la Igualdad de la UdeG, Érika Loyo Beristain, quien, ante los cuestionamientos en días recientes, llamó a los diputados de diferentes partidos a conocer las acciones de la casa de estudios.

Detalló que se buscó crear un nuevo modelo para dar seguimiento a los casos de violencia de género de una manera más general a través de un nuevo reglamento y una nueva política institucional.

“Y así lo hicimos, trabajando de manera sostenida durante más de un año en un nuevo instrumento que ya no sólo atendiera acoso y hostigamiento, sino que fuera violencia de género en términos más amplios junto con la creación de un nuevo código de conducta, un nuevo código de ética y un nuevo reglamento de responsabilidades, cosa que hace 27 años no se hacían cambios normativos de tal envergadura”, describió.

La académica expuso que desde que el nuevo protocolo entró en vigor en mayo de este año, se han procesado mil 95 atenciones, de las cuales 395 se han procesado como denuncia. Loyo Beristain explicó que también se han acercado para pedir apoyo psicológico o recibir orientación en un proceso jurídico.

Añadió que ya se han aplicado sanciones en los casos de denuncias que se han registrado, además, de reconocer en qué centros y áreas hay mayores áreas de incidencia.

“Porque sí ha habido sanciones, las sanciones sí están siendo ejecutadas y además están acompañadas de un instrumento muy novedoso que es el instrumento de medición de riesgo de las propias víctimas y que facilita los procesos de sanción e incluso los procesos para tener medidas cautelares. Es un instrumento que diseñaron nuestras académicas del CUCSH y que además ve el riesgo de una manera dinámica como son los riesgos, y no estática, como lo hacen los instrumentos del estado que datan de los años 80s. Eso facilita las sanciones y la propia medida cautelar”, expuso.

La académica reconoció que aún es necesario reforzar las unidades de atención a violencia de género para generar más confianza y conseguir mayor acercamiento de las víctimas.

Por ello, también trabajan en la capacitación del personal administrativo y regir el protocolo con la premisa de no revictimizar ni permitir represalias a las víctimas.

José Barragán

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here