Foto: Cultura UDG
Guadalajara, Jalisco. 

Debido a que las universidades públicas del país viven los peores años en materia presupuestal, pese a haber crecido su matrícula durante los últimos cuatro años, y también por las burlas, los ataques, la guerra sucia, el autoritarismo desde el Ejecutivo estatal, el próximo 23 de noviembre, la Universidad de Guadalajara (UdeG) saldrá una vez más a manifestarse.

La megamarcha denominada “Por un lugar para todos” partirá del Edificio de la Rectoría General a las 10 de la mañana. El Rector General, Ricardo Villanueva Lomelí hizo un llamado a la comunidad universitaria y a la ciudadanía en general a salir a las calles para defender la educación en Jalisco.

 “Y hagamos que este gobierno sordo nos escuche. Nos vemos este 23 de noviembre a las 10 de la mañana en la explanada de rectoría, para salir juntos nuevamente para defender esta universidad. Por último, quiero recordar que también hemos defendido la autonomía del congreso, a cambio esperamos oídos abiertos, decisiones libres y votos responsables de todas y todos los diputados”.

El Rector evidenció datos que justifican la necesidad de esta manifestación. Pese a las declaraciones del gobernador sobre que la UdeG tiene el presupuesto más grande de la historia, Villanueva Lomelí manifestó que mientras esta Universidad ha crecido 41 mil estudiantes los últimos cuatro años, Jalisco y la Federación le han dado poco a Jalisco.

Ambos niveles de gobierno han abandonado las universidades públicas del país. La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) acaba de informar que mientras el presupuesto por alumno ha disminuido 24 por ciento, el crecimiento de las mismas ha sido de 19 por ciento.

De esta manera, el Rector General aclaró que si bien es cierto que el convenio establece una aportación del 52 por ciento del presupuesto a la UdeG por parte de la Federación y de Jalisco un 48 por ciento, el gobernador presume un aumento de 1 por ciento del presupuesto, pero no habla del otro 23 por ciento restante que señala la ANUIES.

“Quiero ser muy claro en esto porque ahí está la clave del engaño. El gobernador solo habla del 1 por ciento que da de más, pero no quiere hablar del otro 23 por ciento, que son la módica cantidad de dos mil 880 millones de pesos que la Universidad está dejando de recibir de la Federación y, por lo tanto, del Estado. Les quiero dar otro dato que es irrefutable: en 2015, la UdeG recibió un presupuesto por alumno de casi 29 mil pesos. Hoy, con la propuesta que se envía al Congreso, el presupuesto por alumno que recibirá la UdeG será de apenas 20 mil pesos. Esto es nueve mil pesos menos por alumno por cada uno de los 320 mil estudiantes que tenemos en nuestras aulas”.

Dijo que el castigo es para los jóvenes, pues la Universidad podría crecer 60 mil 500 espacios más con proyectos que están listos para arrancar y solo requieren el presupuesto estatal.

El Centro Universitario de Tlaquepaque, de Chapala, de Tlajomulco, de La Normal y el de Tonalá, así como tres nuevas preparatorias que hacen falta para cubrir el 100 por ciento de la matrícula en educación media superior.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here