"El espacio aéreo sobre Ucrania permanece abierto, el Estado está trabajando para prevenir riesgos para los transportistas aéreos"
Kiev, Ucrania.

Ucrania prometió hoy mantener abierto su espacio aéreo en medio del aumento de la tensión por el temor a un ataque ruso inminente, que ha provocado que importantes aseguradoras avisaran a las aerolíneas ucranianas de que dejarán de asegurar aeronaves que sobrevuelen el país a partir del lunes.

“El espacio aéreo sobre Ucrania permanece abierto, el Estado está trabajando para prevenir riesgos para los transportistas aéreos”, señaló este domingo el Ministerio de Infraestructura de Ucrania.

El Gobierno tuvo que reaccionar públicamente después de que la aerolínea ucraniana SkyUp afirmara que un vuelo que cubría la ruta entre Madeira y Kiev tuvo que aterrizar en Chisinau, capital de Moldavia, debido a que la empresa irlandesa propietaria del avión anunció la prohibición de sobrevolar el espacio aéreo de Ucrania.

EL TEMOR DE LAS ASEGURADORAS

En un comunicado, explicó que el sábado “el arrendador (del avión), residente en Irlanda, informó a la aerolínea sobre la prohibición inmediata de entrada de la aeronave UR-SQO al espacio aéreo de Ucrania”.

La aerolínea de bajo coste confirmó además que “el 12 de febrero de 2022 las compañías de seguros más grandes del mundo informaron a las compañías aéreas ucranianas que dejarían de asegurar aeronaves para vuelos en el espacio aéreo ucraniano en un plazo de 48 horas”.

“Esta decisión está asociada con mayores riesgos de estallido de hostilidades”, señaló en un segundo comunicado.

Esta medida implica que los arrendadores exigen que los aviones deben regresar a la Unión Europea (UE) cuanto antes, dijo.

El Gobierno ucraniano tuvo que celebrar hoy una reunión con representantes de la Oficina del Presidente de Ucrania, el Servicio Estatal de Aviación de Ucrania, UkSATSE, el Aeropuerto Internacional de Borispol y las aerolíneas ucranianas para calmar a las aerolíneas y buscar una solución.

El Ejecutivo admitió que algunas compañías “tienen dificultades con las fluctuaciones de los mercados de seguros”.

“Como resultado de la reunión, se elaboró una solución para evitar un mayor agravamiento de la situación”, indicó el Ministerio de Infraestructura.

EL GOBIERNO OFRECE GARANTÍAS FINANCIERAS

El primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, informó tras una reunión extraordinaria del gabinete de ministros de que se aprobó una dotación de casi 600 millones de dólares “para garantizar la seguridad de los vuelos en Ucrania para las compañías de seguros y arrendamiento”.

El Ministerio de Infraestructura aseguró además que la mayoría de las aerolíneas continúa operando sin restricciones y que actualmente 29 aerolíneas extranjeras operan vuelos desde 34 países a Ucrania.

No obstante, la neerlandesa KLM informó el sábado de que “deja de volar a Ucrania”, después de “un exhaustivo análisis de seguridad”.

En la industria aérea aún se recuerda muy bien la tragedia ocurrida en 2014 cuando el vuelo MH17 de Malasia Airlines, con 298 personas a bordo, fue derribado en el este de Ucrania por un misil ruso Buk disparado desde territorio separatista prorruso, según las evidencias presentadas en el juicio que se celebra en Países Bajos.

Lo que sí hizo Ucrania hoy es recomendar a las aerolíneas no sobrevolar el espacio aéreo sobre el mar Negro entre el 14 y 19 de febrero por ser una “zona potencialmente peligrosa”.

Ucrania toma esta medida después de que la semana pasada Rusia publicara una notificación similar para los pilotos precisamente para estas fechas.

La Flota del mar Negro de Rusia efectúa actualmente maniobras en el mar Negro con más de 30 barcos.

PROSIGUEN LAS EVACUACIONES

El temor de las aseguradoras de la industria aérea a un ataque ruso se enmarca en las advertencias de Occidente, especialmente de Estados Unidos, de una invasión de Rusia de Ucrania inminente, incluso la próxima semana, y en la publicación en medios estadounidenses como Político de una fecha concreta, el próximo día 16.

Se suma además a la decisión de más de una treintena de países de recomendar a sus ciudadanos no viajar a Ucrania o de evacuar su personal diplomático no esencial de la exrepública soviética.

Esta decisión también afectó hoy a la Misión Especial de Observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania, que vigila el alto el fuego en el Donbás.

“Recientemente ciertos Estados han decidido que sus empleados adscritos a la misión deben abandonar Ucrania dentro de los próximos días“, señaló la misión, que aseguró que seguirá implementando su mandato con sus supervisores desplegados en diez ciudades en Ucrania.

Todo ello pese a que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, insistió el sábado en que las informaciones sobre una inminente invasión rusa solo ayudan al enemigo y no al país, que, dijo, debe mantener la calma en pro de la estabilidad económica y la tranquilidad de los ciudadanos.

La situación de seguridad en torno a Ucrania por el despliegue de más de 100.000 soldados rusos en la frontera con el país vecino, la economía, los riesgos existentes y las sanciones a Rusia fueron hoy los principales temas de conversación de Zelenski con su homólogo estadounidense, Joe Biden, en una llamada telefónica de casi hora de duración, según el líder ucraniano.

De acuerdo con la Casa Blanca, Biden trasladó a Zelenski que EEUU responderá de forma “rápida y decisiva” junto con sus aliados y socios a una eventual agresión rusa en Ucrania.

Ambos líderes apostaron en todo caso por seguir buscando una vía diplomática al conflicto y por la disuasión ante la acumulación de tropas rusas en la frontera ucraniana.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here