Salud mental infantil en México será un reto tras la pandemia, dicen expertos
Fotografía: EFE/Mario Guzmán/Archivo
Guadalajara, Jalisco.

Aunque hay un aumento de casos de depresión y ansiedad tras la pandemia de COVID-19, la reacción de los sistemas de salud es muy lenta, advirtió el investigador de la Universidad de Guadalajara, Sergio Javier Villaseñor.

Hace un par de años advertía de los efectos de la pandemia y ahora hay un tsunami de trastornos mentales.

“Se duplicó, los trastornos ansiosos y depresivos y desgraciadamente, nosotros hicimos una investigación bibliográfica en los médicos, en el profesional de la salud que trabajan para atender a los pacientes hubo alta incidencia de trastornos depresivos y ansiosos”.

Una encuesta aplicada a residentes demostró que más de la mitad fue afectado por estos trastornos.

El también presidente ejecutivo del  Congreso del Grupo Latinoamericano de Estudios Transculturales, mencionó que el confinamiento también afectó a los niños, por eso recomendó que reciban atención.

“En gente deprimida, los niños también pueden tener ideas suicidas y si no se atienden pueden hacer una tontería con consecuencias funestas que pueden prevenirse si se hace psicoeducación”.

El rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Francisco Muñoz Valle, señaló que el aislamiento y la incertidumbre provocaron pensamientos depresivos incluso en personas sin antecedentes de enfermedad mental.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here