Fotografía: AFP
Washington, EEUU.

Donald Trump se llevó cartas del expresidente Barack Obama y del líder norcoreano Kim Jong Un cuando se fue de la Casa Blanca y los Archivos Nacionales tuvieron que ir a buscarlas a su residencia en Florida, reveló The Washington Post este lunes.

Al culminar su mandato, los presidentes de Estados Unidos deben enviar todos sus correos electrónicos, cartas y otros documentos de trabajo a los Archivos Nacionales para su conservación.

Pero el multimillonario republicano decidió llevarse varias cajas a su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, según The Washington Post.

En ellas había, entre otras cosas, obsequios de líderes extranjeros, una carta que le dejó su predecesor Barack Obama y otras escritas por Kim Jong Un.

Donald Trump, primer presidente estadounidense en el cargo en haber conocido a un miembro de la dinastía Kim, mantuvo una relación epistolar con el líder norcoreano.

“Me escribió cartas hermosas, son cartas magníficas. Nos hemos enamorado”, dijo el presidente a sus seguidores en septiembre de 2018.

Pero el mes pasado, altos cargos de los Archivos Nacionales viajaron a Florida para recuperar estas cajas, incluidas las cartas de Kim Jong Un, afirma el Washington Post.

Los colaboradores de Donald Trump y los Archivos Nacionales no respondieron a las preguntas de la AFP.

La semana pasada, los Archivos Nacionales revelaron que el expresidente tenía la costumbre de romper algunos de sus documentos de trabajo, a pesar de que está prohibido.

“Entre los documentos presidenciales recibidos por los Archivos Nacionales había documentos en papel que había roto el expresidente Trump”, dijeron a la AFP.

“Funcionarios de la gestión de registros de la Casa Blanca” habían “pegado con cinta adhesiva” algunas de las hojas, añadieron.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here