“Truenan” contra Tlajomulco; exigen freno a la extracción de agua para corredor industrial
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La extracción abusiva de agua provoca que los flujos subterráneos no se restauren y se sequen a una rapidez extraordinaria, a raíz del despojo, explotación y contaminación que realizan las empresas en el corredor Santa Cruz de las Flores-Tala, advirtieron los habitantes de la zona del colectivo Agua y Vida, quienes se manifestaron frente a la sede del Gobierno de Tlajomulco.

Los colonos acudieron al Centro Administrativo Tlajomulco (CAT) por una respuesta, tras haber hecho una protesta el 29 de junio en la que exigían se detuviera la extracción de agua en pipas de un pozo localizado en Villa de las Flores.

Los habitantes de Santa Cruz de las Flores presentaron un pliego petitorio con 14 puntos, entre los que sobresale que el Ayuntamiento de Tlajomulco atienda el pronunciamiento hecho por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), en el que acredita que existe una “sobreexplotación” del suelo en el corredor, que tiene ya 185 giros industriales y comerciales.

Daniel Castillo, integrante del colectivo Agua y Vida, leyó el pliego petitorio frente a los directores de Agua Potable, Obras Públicas, Atención Ciudadana y del síndico de Tlajomulco, Édgar García Arellano.

“Que se clausure toda forma de extracción abierta y clandestina de las fuentes subterráneas de agua, y máxime si se antepone el interés de lucro económico y comercial por encima del consumo humano del pozo profundo de la Colonia Villa de las Flores, conocida también como ‘Lacandona’. Que sean declarados los pozos de Santa Cruz de las Flores en emergencia por agotamiento y sólo se disponga para el consumo humano”, expresó.

Por su parte, el director de Obras Públicas, Gustavo Ramos Alcántar, informó que ya se comenzó a rehabilitar la planta de tratamiento de aguas negras en Santa Cruz de las Flores y prometió que, en tres meses, esa obra quedará lista para tratar el líquido residual de ese poblado y, con ello, evitar que se contamine más el humedal de La Playa.

“De esa manera estamos haciéndole frente a la eliminación de la contaminación de agua sanitaria en los humedales y la recarga de la zona. La planta la tenemos programada en 90 días, ya va a estar operando. El colector apenas se va a contratar, pero debe concluirse antes del cierre de esta administración 2018-2021”, aseguró.

El director de Agua Potable, José Julio Agraz, se comprometió a que en una semana tendrán una respuesta preliminar al pliego petitorio de 14 puntos.

Al final de la manifestación y del encuentro con las autoridades municipales, Angélica Ramos, vocera del colectivo Agua y Vida, precisó que ellos esperaban que el tema lo atendiera en forma directa el alcalde interino de Tlajomulco, César Padilla Chávez.

“Hubiéramos querido ser atendidos por el presidente municipal, que es la autoridad a la que va dirigida nuestra petición y nuestros planteamientos, y toda una serie de cuestionamientos sobre cómo se han venido decidiendo los cambios de uso de suelo en nuestro territorio, pero desgraciadamente no fue así. Estuvieron funcionarios menores, como suele ocurrir. Entonces, eso sí nos desanimó un tanto”, advirtió.

Por lo pronto, el cierre del pozo de Villa de las Flores se mantiene, aunque los funcionarios municipales trataron de tranquilizar a los vecinos, al asegurar que tiene suficiente agua para surtir a las localidades más cercanas.

Ignacio Pérez Vega