trabajadores de salud
Fotografía: EFE/Juan Ignacio Roncoroni
Guadalajara, Jalisco.

Aunque el cáncer de pene no es muy común, la incidencia en el país es de uno por cada 100 mil habitantes. El año pasado se registraron 678 casos en México, afortunadamente la mayoría, el 70%, se presenta en etapas tempranas.

Sin embargo, 30% llega muy tarde y los tratamientos son más agresivos, como una penectomía parcial o radical, por lo que los especialistas llaman a los varones a que, ante cualquier alteración en sus genitales, acudan al médico.

El urólogo Erick Sierra Díaz explica los principales síntomas que se pueden presentar:

Lo más frecuente es que los varones, al momento de revisarse, se encuentran con un bulto o una tumoración o una induración en el cuerpo del pene; es una bola que se siente dura. Entonces, en ese momento es cuando se dan cuenta. También puede ser, por ejemplo, una lesión en la piel del prepucio la que pudiera alertar a los pacientes. Otro de los síntomas es que algunas de las veces este tipo de lesiones se puede acompañar con la presencia de ganglios, el crecimiento de ganglios en la región inguinal. Aquí es cuando el paciente se nota una bolita, un bulto en el cuerpo del pene o en el glande, y la presencia de ganglios también, y eso es lo que hace que soliciten la consulta“.

La incidencia del cáncer de pene se da más en los varones de 50 a 70 años y los factores de riesgo son prevenibles, señala el especialista:

Por arriba de los 50 años. No es una enfermedad de los pacientes jóvenes. Los principales factores de riesgo que hay para el cáncer de pene son los más conocidos, obviamente el tabaquismo, la fimosis y la infección por el virus, por algunos Virus del Papiloma Humano de alto grado que tienen o que pueden ser causantes de cáncer de pene”.

La fimosis es cuando el prepucio no baja de manera completa, por lo que las lesiones no pueden ser identificadas por el varón de manera adecuada, explica:

Es decir, muchos de los hombres no se hacen circuncisión, pero se pueden bajar el prepucio por completo y esto permite que se hagan una higiene. Entonces, el factor de riesgo queda anulado; el problema es cuando el prepucio no baja. Entonces, al momento de no bajar, el paciente no se puede hacer una buena higiene y, de repente, las lesiones salen por dentro del prepucio y el paciente no las puede ver. Entonces, muchos de los casos que tenemos es por esto“.

Recuerda el especialista que existe una vacuna que en la actualidad protege contra los Virus del Papiloma Humano que pueden provocar cáncer, tanto en los hombres como en las mujeres, por lo cual se recomienda que sean vacunados justamente al iniciar la etapa de la adolescencia.

En el marco del mes del hombre, noviembre, los especialistas llaman a los varones a estar pendientes de su salud y poder detectar a tiempo este tipo de cánceres en los hombres del pene, próstata y testículos.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here