Cableras
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Después de que el 4 de mayo falleció el motociclista y padre de familia de dos adolescentes, José Fernando Ramírez Rodríguez, tras caer de su moto atorado por unos cables sueltos en el cruce de las calles Hospital y General Coronado, en el barrio de Santa Tere, ahora sí el Ayuntamiento de Guadalajara realizó un operativo de limpieza de cableado suelto en esa zona.

El director de Servicios Públicos Municipales del Ayuntamiento tapatío, Félix Gastélum, informó en sus redes sociales que personal del municipio realizó un trabajo de “ordenamiento” con las empresas cableras y de telefonía, ante la gran cantidad de cables en desuso que han generado diversos accidentes.

El accidente generado por los cables que dejan las empresas del ramo, le causó a José Fernando, de 52 años de edad, fractura en cinco costillas al caer y fue llevado al Hospital “Ayala” del IMSS, donde murió cinco días después, por una trombosis pulmonar.

Sobre el tema, la regidora de Morena, Candelaria Ochoa Ávalos, aseveró que pese a quejas de ciudadanos en diversos rumbos de la ciudad, “hay cero multas” a las empresas cableras por parte del Ayuntamiento.

Por ello, pidió un informe sobre el estado que guarda el cableado en las calles de la ciudad, a la Dirección de Inspección y Vigilancia de Guadalajara, así como a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ya que las cableras montan sus materiales sobre los postes de la paraestatal y por ello, no pagan ni un peso a la autoridad municipal.

“Nadie les vigila. Vamos a presentar hoy un oficio, porque el Ayuntamiento de Guadalajara, por medio de Inspección y Vigilancia, tiene la obligación de hacer una supervisión de las empresas y los cables que tienen colgados. Es cierto que le pagan a la CFE, por colgarse de los cables. La CFE no les dice, ‘cuando un vecino ya no viva ahí, recoges el cable’. No existe eso, pero esa es obligación del Ayuntamiento, pero como el Ayuntamiento no se ha aprobado, el reglamento solo dice ‘en buena onda’ que todas las empresas están obligadas a recoger los cables”, explicó la edil.

Tras el deceso de José Fernando, vecino de Santa Tere, ninguna empresa se hace responsable de la caída del motociclista, quien perdió el control de su vehículo, al enredarse con cables sueltos que había en la calle Hospital.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here