Fotografía: Twitter "@EduardoLomeli__".
Guadalajara, Jalisco.

Luego de una investigación realizada por el órgano de control interno de la Secretaría de Educación, que duró 20 meses, la maestra Karina Chávez Regalado, directora del preescolar “Marcelino Velasco Robles”, situado en la Colonia Tetlán, obtuvo un fallo favorable tras haber sido acusada por algunas educadoras del plantel por presunto acoso laboral.

El veredicto de la Secretaría de Educación, en el que se establece que no hubo elementos para sancionar a la maestra Karina Chávez, se emitió en noviembre pasado; esto es, han transcurrido ya más de tres meses y aún no se le reintegra en su cargo.

Karina Chávez es licenciada en Educación Preescolar, con especialidad en educación especial, estudió la maestría en Desarrollo Humano en las Organizaciones y el doctorado en Educación para la Profesionalización Docente, y relató que las educadoras de su plantel se quejaron de ella cuando les pidió que el preescolar se certificara, lo que ameritaba realizar diversas tareas, a las que se opusieron en su momento.

“Yo solicito que se haga la reintegración y que también se haga la reparación de los daños. Una vez que hubo el resolutivo a favor, yo considero que sí debería de haber unas consecuencias, respecto a las personas que hicieron esta denuncia para la reparación de los daños, porque es muy fácil hablar, es muy fácil calumniar sin pruebas y están dañando la persona y la integridad moral de una persona y eso no se vale, no es justo”, expresó.

Luego de los señalamientos que hicieron las maestras en contra de la directora, a Karina Chávez la retiraron del plantel, por lo que ella siguió en trabajo administrativo. Por ello, hoy exige que se le reintegre en su escuela.

“Le corresponde al Órgano Interno de Control y le corresponde a Relaciones Laborales y a Secretaría de Educación, y al nivel de preescolar también, porque todos ellos ya están enterados y lo único que hace falta es que tomen cartas en el asunto, pero si ya hay un resolutivo, considero que ya nada más tendrían que hablar con las maestras y con los padres de familia que han sido movidos por maestras que no quieren que regrese por haberlas movido de su zona de confort”, subrayó.

La maestra dijo que durante los dos años en que se realizó la investigación de su caso, no pudo competir por una plaza superior, lo que afectó sus derechos como docente, donde ya tiene una trayectoria de 20 años.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here