El Zapotillo a 80 metros
Fotografía: Andrea Gutiérrez
Guadalajara, Jalisco.

Tras más de una década en pie de lucha por las implicaciones que traería consigo la construcción y puesta en marcha de la Presa El Zapotillo para los poblados de Acasico, Palmarejo y Temacapulín, sus habitantes han aceptado que el embalse se concluya.

En el marco de la segunda visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a Los Altos de Jalisco, los pobladores le comunicaron que han aceptado la cortina a 80 metros, aunque con un vertedor que garantice que la Presa El Zapotillo no se llenará más de 42 metros, de tal forma que no haya riesgo de inundación.

El pasado 14 de agosto, López Obrador dijo a los habitantes de Temacapulín que estaría en sus manos la decisión respecto a la puesta en marcha, o no, de la Presa El Zapotillo, pero también les puso en la mesa un “plan B”.

Ese plan lo explicó el titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez, y consistía en embalse a una altura de 80 metros, pero con compuertas automatizadas que se cerrarán en las lluvias y se abrirán durante el estiaje.

Con la nueva estrategia, la Zona Metropolitana de Guadalajara recibiría 3.5 metros cúbicos (cada uno equivale a mil litros) de agua por segundo adicionales, provenientes del Río Verde.

Sin embargo, esta nueva propuesta abrió una herida con los habitantes de Guanajuato, pues éstos fueron excluidos en la distribución de agua.

La nueva propuesta de la Conagua tampoco explicaba cómo se llevaría agua a los municipios que se encuentran río arriba ni la autoridad a la que le correspondería hacerlo, lo que sembró duda en la Región Altos Norte de #Jalisco

López Obrador dijo en Temacapulín que sus habitantes decidirían qué ocurrirá con la Presa El Zapotillo. Prácticamente dos meses después, hoy regresa al poblado para escuchar sus conclusiones y éstos le dicen que, bajo esas condiciones, El Zapotillo al fin podría comenzar a funcionar.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here