Skateboard
Fotografía: AFP
Guadalajara, Jalisco.

Una de las culturas urbanas practicada en muchos países como lo es el Skateboarding que ingreso como una de las novedades a los juegos olímpicos recientemente, ante las inmensas dudas de sus practicantes, sin duda que ha dejado mayores dividendos luego de su participación en Japón, tanto en la rama varonil como la femenil.

Para el skate, un deporte donde la regla número uno es que no hay reglas, se ha visto favorecido sobretodo en la aceptación y forma de percibirlo por parte la sociedad en cualquier parte del mundo.

Sin duda que la imagen del deporte ha quedado mucho mejor ante la opinión de la sociedad, después de la realización de los juegos olímpicos, hoy en día ya se alcanza a percibir por parte de los que lo practicamos el hecho de que cuando te ven con una patineta, ya no se expresan del chico que llega con su tabla para destruir o estar haciendo vagancias.

Esto es muy bueno para el deporte o la práctica. Además de que ha quedado demostrado el potencial con el que se cuenta por parte de los jóvenes mexicanos, por lo que sin duda se tiene que seguir trabajando para elevar el nivel competitivo, pero seguro que para las olimpiadas de París 2024 se tendrá un número mayor de competidores que buscaran su lugar para representar al país. Así lo señaló Alexis Nava Ríos, joven deportista del municipio de Zapopan, Jalisco-

Agregó que otro de los beneficios que se da luego de la incursión al ciclo olímpico, es la cobertura e interés por esta actividad por parte de los medios de difusión, pues a partir de que se anunció el ingreso, los espacios en los distintos formatos de comunicación se ha visto incrementado de manera significativa, lo que se verá reflejado en el crecimiento de jóvenes que se decidan practicarlo y sobretodo, quita la barrera negativa de muchos padres de familia que impedían a sus hijos practicarlo.

El broche de oro en esta disciplina que inicio con mucha incertidumbre, resulto ser de gran atracción y sobretodo en la rama femenil, con la actuación de la japonesa Momiji Nishiya, de apenas 13 años, que se convirtió en la primera campeona olímpica de la historia del skateboarding, en la categoría de calle o street, donde la brasileña Rayssa Leal, también de 13 años, se colgó la plata y el bronce para otra japonesa, de 16 años, por lo que con una edad media de 14 años, el de skateboarding de calle femenino fue el podio individual más joven de la historia de los Juegos Olímpicos.

Sergio Enrique Navarro Velasco