Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Jorge Ortega es un gestor cultural que se fue de Zapopan por la puerta de atrás. Llegó al cargo cuando inició la administración de Juan José Frangie y se fue envuelto en polémica y sin siquiera cumplir un mes al frente de la Dirección de Cultura.

Jorge Francisco Ortega Canizales fue cesado sin que el Gobierno municipal diera más detalles al respecto. Acaso al municipio le mereció un breve comunicado en el que se le agradeció “profundamente el trabajo y la dedicación que aportó” durante su breve estancia. Luego, en un forzado formalismo, le deseó suerte en sus próximos proyectos personales.

Pese a que la Red Independiente de Agentes Culturales (RIAC) le pidió al alcalde Juan José Frangie que reconsiderara su nombramiento, éste lo contrató. La alerta respecto a ese perfil tenía una base sólida: una investigación abierta en el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECA) por parte de la Contraloría del Estado, en la que se observan adjudicaciones directas de becas por un monto de 2.5 millones de pesos.

Este viernes, la Dirección de Área de Denuncias de la Contraloría de Jalisco giró un procedimiento de investigación administrativa a la Secretaría de Cultura para que se le informe, a más tardar en 15 días, quién ocupó espacios clave en esa dependencia y en el CECA entre el 6 de diciembre de 2018 y el pasado 30 de abril.

Además del ex secretario Ejecutivo, Jorge Ortega, la Contraloría estatal investiga a quien fue Director Administrativo de la Secretaría de Cultura, al titular de Recursos Humanos, al presidente del CECA, al director Administrativo y al director Jurídico. De todos solicita copias certificadas de sus nombramientos y, por supuesto, su último domicilio registrado.

Durante su paso por la Secretaría Ejecutiva del CECA, Jorge Ortega básicamente incumplió con todo. Su periodo estuvo caracterizado por opacidad, descontrol y desorden, pues ni siquiera cumplió con el proceso de entrega-recepción.

La auditoría que hizo la Contraloría incluso considera que el actual presidente del CECA, Daniel Efraín Suárez Chavarín, carece del perfil requerido para ese puesto. Él es arquitecto.

La revisión de la Contraloría del Estado fue hecha a partir de una denuncia presentada el 21 de octubre de 2019 por uno de los consejeros y se concentró sobre los períodos del 6 al 31 de diciembre de 2018; del 1 de enero al 31 de diciembre de 2019 y del 1 de enero al 30 de abril de 2020.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here