Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Diversos colectivos de familias de desaparecidos se organizaron este martes para marchar y hacer diversas exigencias ante el incremento en las desapariciones, así como por las omisiones e irregularidades que prevalecen en las instituciones de búsqueda.

La movilización se dio luego del asesinato de Eduardo Salomón, el adolescente de 16 años que hombres armados sustrajeron de su casa frente a sus dos hermanos el pasado 4 de febrero, por quien exigieron justicia; pero también las motivó a elaborar un pliego petitorio donde se incluye que el Congreso del Estado integre una comisión permanente para los desaparecidos ante el incremento de este delito, con casi 16 mil víctimas, porque no hay resultados ni respuestas a sus peticiones y hay un maltrato hacia las familias.

La misma estaría al pendiente del trabajo de diversas dependencias y solicitaría a sus respectivos titulares resultados en este tema.

La marcha partió poco después de las 10 de la mañana de la Glorieta de Las y Los Desaparecidos. En medio de consignas de exigencias al gobernador Enrique Alfaro, para que sus dependencias encuentren a los casi 16 mil desaparecidos en Jalisco, llegaron hasta Palacio de Gobierno.

Ahí evidenciaron que el caso de Eduardo Salomón las indigna y las conmociona. Habla María Guadalupe Iñiguez, del colectivo Entre el Cielo y Tierra Desaparecidos Jalisco.

“Lo de Salomón fue algo de verdad horrible que le ha pasado a mucha gente y que le va a seguir pasando porque no sabemos en realidad si es el crimen organizado o de verdad van por parte de Fiscalía. Todavía es algo que nos preguntamos miles de mamás porque llegan como si fueran Fiscalía. Entonces, imagínate que lleguen a tu casa, que saquen a tus hijos delante de ti, que te encañonen y no puedas hacer nada. Que vayas a una institución y que digas que ellos no fueron”.

Candelario Rodríguez recordó que lo sucedido con Salomón es algo que se vuelve cada vez más común en Jalisco. A su hijo, José Rodríguez, se lo llevaron de una forma similar el 29 de enero de 2021, y desde entonces entendió que la casa tampoco es un sitio seguro.

“Se lo llevaron de mi casa, llegaron y golpearon a mi esposa, a otros hijos. Según que se los llevan por equivocación, pero ya a un año ni vivo ni muerto lo hallo. Le pedimos al Presidente que le eche ganas, cómo sí pidió para camiones, cómo no pide más personal para que haya un apoyo para la gente. Hace 30 años no había tanto desastre, ahorita está pasando. No hallo a mi hijo, pero ya estoy casi muerto en vida y no hallo nada de respuestas”.

Otras peticiones en este documento, que representantes de Gobierno del Estado recibieron de parte de las familias, también incluyen a dependencias como la Fiscalía Estatal, la Comisión de Búsqueda, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), las Comisarías Municipales y el C5.

Habla Liliana Meza, presidenta del colectivo Luz de Esperanza y quien tiene a su hijo desaparecido Carlos Romero, de 19 años, luego que supuestos agentes de la Fiscalía Estatal lo sustrajeron de su casa.

“Necesitamos que se organicen entre ellos y se organicen con nosotros en mesas de trabajo. Necesitamos que haya soluciones y que haya trabajo, ya que todos, si entrevistas a cualquier persona, nos quejamos de lo mismo, ya que no hay investigación. Empezamos con Fiscalía, desde el momento que desaparecen no hay investigación, no le dan prioridad a buscar en vida, que es lo que nosotros pedimos”.

Este colectivo se fundó hace apenas tres meses y lleva integrados más de 50 personas con un familiar desaparecido. El pliego petitorio fue firmado por otros tres colectivos: Altos Sur Jalisco, Hasta Encontrarlos Lagos de Moreno y +1 = A Todos.

Fatima Aguilar