Mauricio Merino
Imagen: Transmisión en redes sociales
Guadalajara, Jalisco.

El edificio de la transparencia se ha llenado de tantos pisos, que ya se olvidó donde estaba la puerta. Con esta metáfora, el doctor Mauricio Merino señaló que al complejizar la normatividad de la transparencia, se ha olvidado lo básico: que la información sea más accesible.

“Aquella cosa de la Plataforma Nacional de Transparencia se iba a convertir en un bodoque. Perdón por la expresión. Lleno de datos, lleno de información que no necesariamente iba a ser útil ni iba a resolver el problema original de acceso a la información. La Plataforma Nacional de Transparencia, reconozco que es un gran esfuerzo, único para América Latina para cargar y procesar información. El SIPOT es más o menos sofisticado. Tiene muchas virtudes, nada más que no sirve para la transparencia, es el único inconveniente. Porque el 70 por ciento de las consultas que se hacen, se niegan”

El Director del Instituto de Investigación en Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, adscrito al Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) ofreció la ponencia inaugural en el Coloquio 2021 de Avances de Investigación en Transparencia y Protección de Datos, organizado por la Maestría en Transparencia de la UdeG Virtual.

Si bien ha habido grandes avances en la transparencia en los últimos años, Merino explicó que los dos grandes pendientes son el cumplimiento de la Ley de Archivos y las normas de Armonización Contable.

”El presupuesto público es un documento ad hoc, que hacen los gobiernos. Planean, programan, hacen presupuestos y a partir de eso van gastando. Pero es la cuenta pública la que registra lo que realmente sucede. No el presupuesto. Los presupuestos en México llegan a cambiar hasta 60 % de lo que aprueban las cámaras de diputados. Es decir: no son ciertos, nunca. Las cámaras de diputados aprueban un presupuesto y nunca se cumple”.

Nunca, nunca, nunca. Ahí están los estudios que se han estado produciendo una y otra vez
Merino recomendó a los estudiantes que se encuentran realizando sus trabajos de tesis de posgrado, que vuelvan a lo elemental en temas de transparencia, para fortalecer más que nunca esta materia.

En el Coloquio participaron comunidades académicas la Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia; la Universidad de Guanajuato, la Universidad de Colima, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y por supuesto, la Universidad de Guadalajara, con la Maestría en Transparencia de la UdeG Virtual y el doctorado en Ciencia Política del Cucienega.

Julio Ríos