urnas electrónicas
Fotografía: Miriam Jiménez
Guadalajara, Jalisco.

Sin mayores dificultades, fácil y hasta familiarizados con la tecnología, así percibieron los votantes la utilización de urnas electrónicas en casillas del Área Metropolitana de Guadalajara donde se instalaron estas herramientas.

Antonia Barrios, una mujer de 62 años, acudió a votar con su esposo. Recibió una breve asesoría en la fila por parte de los funcionarios del Instituto Nacional Electoral (INE) y con eso le bastó para llevar a cabo su votación sin ningún contratiempo.

“Pues prefiero esto, es más fácil, para mí es más fácil, no hay tanto papel, fue rapidísimo, me tarde como unos cinco minutos y fue mucho. Antes se hacían las filas y los papeles y que esto que el otro, ahora ya bien fácil”.

A diferencia de las tradicionales, también se notó mayor organización y agilidad en este tipo de casillas. Los protocolos sanitarios como sana distancia, uso de cubrebocas y la aplicación de gel alcoholado estuvieron bien cuidados.

En las ocho casillas ubicadas en la sección 3157 del distrito 10 en la colonia Arenales Tapatíos de Zapopan, los funcionarios del INE manifestaron que el proceso para la instalación no tardó más de 10 minutos. Frente a una gran afluencia de votantes pudieron desahogar rápido la votación y evitar aglomeraciones.

A esto se suma que los funcionarios de casilla se sintieron aliviados por el tiempo ahorrado al final de la jornada electoral, explica Eduardo Rosas, técnico en voto electrónico del INE.

“El presidente de la Mesa Directiva teclea un código y la urna nos imprime un acta de resultados por cada votación, entonces de ahí ya podemos ver de orden más inmediato totales y el llenado de las actas físicas es mucho más ágil porque no tienes que contar para saber un total, esa es la ventaja con la urna”.

En Jalisco fueron instaladas 50 urnas electrónicas por primera vez para una elección nacional como parte de una prueba piloto a fin de conocer el desarrollo de las votaciones con esta herramienta.

Fatima Aguilar