Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco.

Un grupo de al menos 20 trabajadoras de la empresa filipina IMI, dedicada al ramo de la electrónica, ubicada en el Corredor Industrial de El Salto, se manifestó afuera de la empresa para exigir cumplimiento y respeto a sus derechos laborales.

Las inconformes argumentan que, desde hace 3 años, no se les aumenta el salario, que no otorgan servicios médicos para todos los turnos laborales y que sufren de acoso en sus funciones.

Raquel, a quien llamaremos así por seguridad, fue despedida por sumarse a las protestas, tras días de no encontrar respuesta de los directivos. Los inconformes, en conjunto con La Coalición de Ex Trabajadoras y Trabajadores de la Industria Electrónica Nacional (Cetien), decidieron bloquear la entrada al Parque Industrial de El Salto en protesta por las injusticias cometidas.

Pablo Toledo

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here