Fotografía: EFE/José Méndez
Guadalajara, Jalisco.

El Presidente de Grupos Unidos de Industriales de la Masa y la Tortilla de Jalisco, Arturo Javier Solano Andalón, argumentó que la competencia desleal de este alimento principalmente de las grandes cadenas de autoservicio y por el reparto en las vías públicas de diversas colonias, afecta a las tortillerías locales por el abaratamiento de este producto.

Agregó que desde hace cuatro años han solicitado al gobierno federal se norme la comercialización de las tortillas; sin embargo, a la fecha no han obtenido respuesta.

“Queremos que se diferencie la tortilla que se vende en la tortillería, que es caliente, a granel, pesada y medida delante del consumidor, queremos que se diferencie eso con la tortillería que se vende afuera”.

Para que una tortillería sea rentable debe de procesar por lo menos 300 kilos de masa al día; sin embargo, la competencia desleal y la falta de regularización y vigilancia por parte de los gobiernos municipales desestabiliza a los molinos tradicionales.

“Nos damos cuenta que otros como los paracaidistas que abren, están dos o tres meses y vuelven a cerrar. Es un desbarajuste en la industria no existe una regularización, están otorgando licencias municipales a diestra y siniestra sin ningún control”.

Arturo Solano puntualizó que la competencia desleal debe tratarse al ser una tema sanitario que afecta al consumidor.

“Y todo ese comercio que anda deambulando por las calles, no se tiene algún control de cómo se hizo, si la tortilla se hizo en las condiciones adecuadas de higiene”.

A inicios del 2022 se abrió una consulta pública en México para actualizar la Norma Oficial Mexicana 187 que marca las especificaciones sanitarias que deben cumplir la elaboración de la masa, con el fin de regular la producción y la venta de la tortilla y los derivados del maíz.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here