Fotografía: UdeG.
Guadalajara, Jalisco.

La militarización en México no sólo involucra a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar). Más bien es un problema que está en todas las fuerzas de seguridad en el país, incluso las municipales, advirtieron expertos en la materia durante la Feria Internacional del Libro (FIL).

Como parte de la mesa “Abrazos, balazos, etcétera… La silenciosa militarización en México”, la académica y experta en seguridad internacional, Daira Arana Aguilar, recalcó que la militarización es un fenómeno más profundo de cómo se hacen las cosas, la cual se inmiscuye también en la estrategia de seguridad usada en las policías.

“Generalmente esas estrategias están enfocadas en que las policías se parezcan más a los militares para que puedan hacer las tareas que los militares están haciendo, pero que las hagan las instituciones civiles, esos uniformes azules van a ser los que sustituyan a los uniformes verdes, pero ¿cuál es la única diferencia? Sólo el color del uniforme, porque nos quieren decir muchas veces que el fortalecimiento de las policías radique en que actúen como los militares. Ya no estén haciendo eso, y esto también es militarización”.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Raúl Benítez, manifestó que la militarización transita en un sistema legal mexicano que no es apropiado ni se adapta al combate del crimen organizado.

“La legislación es un embrollo, la legislación mexicana, confusísimo, contradictorio entre sí y eso, a los únicos que favorece, es al crimen organizado”.

Además, agregó: “Y si nosotros vemos una inacción con capacidad para el tema de los derechos humanos, para el tema de la transparencia, de los órganos de control presupuestal reguladores, como toda democracia debe de tener, entonces vamos en una especie de retroceso democrático”.

Frente a ello, Daira Arana ve una necesidad de cambiar la visión de la seguridad en el país para dejar de pensar en enemigos y en una visión combativa de las cosas, que tiene una repercusión importante en la vida de los ciudadanos.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here