Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La primaria “Gregorio Torres Quintero”, situada en la avenida Federalismo Norte 978 a la altura del panteón de Mezquitán, ya está recibiendo a los alumnos en forma escalonada. El plantel está siendo remodelado por el gobierno de Jalisco y luce en buen estado.

Sin embargo, el problema que enfrentan los estudiantes y los maestros de la primaria pública es que los días martes, varios puestos de ropa usada y de comida del tianguis de Mezquitán, bloquean la puerta de ingreso al centro escolar.

La maestra Adriana Higareda, con el apoyo de padres de familia y de locatarios del mercado municipal de las flores, ha denunciado el tema al Ayuntamiento de Guadalajara, pero no ha tenido una respuesta favorable, desde la gestión de Ismael del Toro.

La profesora dijo que durante la pandemia no había mayor problema, porque los niños no iban a clases, pero ahora que ya están regresando a las aulas, el lugar se torna problemático por el ruido que generan los comerciantes.

“Ya viste cómo tapan la entrada, la visibilidad de la escuela. Todo lo tapan y se agarran gritando aunque haya niños adentro del plantel educativo. Oilos, oilos y están tapando toda la visibilidad escolar”, señaló.

El tianguis de Mezquitán antes no bloqueaba la puerta principal de la primaria. Sin embargo, el Ayuntamiento tapatío permitió que creciera el área de puestos de venta, instalados sobre la banqueta y ahora todos los martes se genera el conflicto.

La maestra Adriana Higareda le hizo un llamado al alcalde interino Eduardo Fabián Martínez Lomelí, para que atienda el problema y regule a los comerciantes del tianguis de ropa de segunda.

Los padres de familia señalan que si la autoridad municipal no atiende el problema, debe intervenir el secretario de Educación, Juan Carlos Flores Miramontes.

Ignacio Pérez Vega