Fotografía: Cortesía Héctor Navarro
Fotografía: Cortesía Héctor Navarro
Guadalajara, Jalisco.

¿Es un concierto de ópera? No. ¿Es una obra de teatro? No. Es algo más. La gente presente en el lobby del Conjunto Santander no sabía con exactitud qué es lo que iba a presenciar con el proyecto de la directora de orquesta Alondra de la Parra y la artista escénica Gabriela Muñoz “Chula The Clown”. Lo que sí era certero era el cariño especial que tenía de la Parra por presentarse en Guadalajara, pues fue directora de la Orquesta Filarmónica de Jalisco durante 2012 y 2013, así lo manifestaba previamente a las tres funciones que realizó en Jalisco.

“Me encanta volver a saludar al público tapatío, sentir su cariño. Estoy honrada de la respuesta del público que las primeras dos fechas se hayan vendido y tener que abrir una tercera. Es muy hermoso y lo tomo como un gesto de amor y confianza que me tomo muy en serio y aprecio enormemente” dice Alondra de la Parra.

La Sala Plácido Domingo estaba a reventar, no cabía más un alfiler. Sonaron las primeras notas de la Orquesta Sinfónica de Minería. Segundos después se colocó ante ellos Alondra ataviada de negro y detalles en blanco. El programa arrancó al ritmo de La esquina de los niños No. 5 “El pastorcito” del compositor francés, Claude Debussy mientras poco a poco se incorporaba “Chula The Clown” y explaya su arte.

Fotografía: Cortesía Hector Navarro
Fotografía: Cortesía Héctor Navarro

En el Conjunto Santander resonaron instrumentos de viento, de cuerdas, mientras se proyectaban imágenes, algunas muy peculiares que emulaban dejar a la orquesta debajo del mar u otras donde parecía que de los instrumentos salían luces.

La puesta es la historia de la vida. La travesía de un ser en busca de luz pero también la sombra. Una puesta en escena del gran viaje del ser humano, a través de imaginar, de amar y sentir dolor. Por 75 minutos los asistentes fueron testigos de una travesía onírica, un performance multidisciplinario para los ojos, los oídos y el alma. Descubrieron la amistad, pero sobre todo la realización de que el ser humano es una mezcla de deseos, contradicciones, realidad y fantasía.

El fin del acto llegó contestando preguntas, pero dejando muchas, muchas más dudas.

El espectáculo tuvo su estreno mundial el pasado mes de julio en el marco de la Primera Edición del Festival PAAX GNP en la Riviera Maya, tras sus presentaciones en Jalisco dará funciones en el Centro Cultural Universitario Bicentenario en San Luis Potosí y en el Show Center de Monterrey.

Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here