Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

Decenas de madres de familia realizaron una tetada en Gran Terraza Oblatos, en solidaridad con Priscila Hernández, quien al hacer uso de la sala de lactancia de la plaza fue hostigada por personal de seguridad.

Las mamás exigieron un alto a la discriminación por ejercer el derecho a alimentar a sus bebés con leche materna.

Entre los infantes se distribuyeron camisetas que decían “El mundo es mi sala de lactancia” y sus madres portaron pancartas que sentenciaron: “Los pechos son para alimentar a nuestros hijos ¡No estorbes!”.

A la manifestación se sumó el Programa Integral de Lactancia Universitaria (PILO) para acompañar a Priscila en su denuncia, explicó su directora, Claudia Hernández.

“Estamos aquí para exigir una disculpa pública a la mamá afectada por haber sido agredida de manera discriminatoria y también estamos aquí para exigir a la plaza que comience a capacitar y a sensibilizar en el tema de lactancia a sus guardias de seguridad, y no solamente ellos, sino a todo el personal que aquí trabaja, independientemente de que sean de corporativos diferentes ajenos a la plaza. Como sociedad, debemos proteger a la lactancia materna”.

El jueves pasado, Priscila y su hijo fueron presionados por personal de seguridad para que se retiraran de la sala de lactancia por considerar que se habían excedido de tiempo y el protocolo sanitario de Covid-19, cuando en realidad el niño todavía se alimentaba y en el espacio no había más personas.

“Quien sabe del tema de lactancia entendemos perfectamente bien que los niños se colocan en el pecho, se distraen con algo y lo sueltan y lo dejan. Eso no significa que ya terminaron de comer, simplemente el niño, de manera natural, se soltó del pecho, el pecho quedó poco descubierto pero no con la finalidad de exhibirse como se lo hacen entender a ella”.

Las madres de familia que se sumaron a la protesta exhibieron que faltan políticas públicas que promuevan la lactancia materna en Jalisco, donde ocho de cada 10 bebés son alimentados con fórmula.

Este es el tercer caso de discriminación en contra de una madre y su hijo en centros comerciales que se ha hecho público. Los otros dos ocurrieron en Plaza Galerías y Plaza de la Tecnología.

La mamá afectada en el último caso prepara la queja que interpondrá en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Georgina García Solís

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here