Fotografía: Rubén Fraire
Guadalajara, Jalisco.

En la calle nueve del Mercado de Abastos de Guadalajara, los comerciantes ordenaron estantes, pintaron mobiliario, sacaron cajas y todo lo acumulado que no tenía uso.

Durante tres días, los locales de frescos al menudeo estuvieron cerrados para hacer una limpieza profunda y una sanitización con ozono a fin de abrir nuevamente este sábado, informó José Antonio Vázquez, administrador del Mercado.

El Mercado de Abastos de Guadalajara tiene una extensión de 73 hectáreas, en las cuales se mantienen las acciones de sanitización y controles de ingresos para evitar brotes de coronavirus, como los ocurridos en la central de abastos de la Ciudad de México.

Las labores de limpieza se realizan con tecnología de ozono y drones que rocían agua clorada al 10% en las calles abiertas. Los controles de ingreso cuentan con arcos de sanitización con ozono y aplicación de gel antibacterial. En esta instalación continúa el acceso restringido para población vulnerable: mujeres embarazadas, adultos menores y niños.

Georgina García Solís