Tapatíos crean robots
Fotografía: Roki Robotics
Guadalajara, Jalisco.

Lo que comenzó como un hobby se convirtió en una misión. Un grupo de jóvenes ingenieros creó un robot para mejorar la vida de varios de sus amigos, quienes estaban postrados en una silla de ruedas. Ellos incluso lograron formalizar y crearon una empresa llamada Roki Robotics. Así lo explica su fundador, Norberto Velázquez.

“Hace muchos años hacíamos robots humanoides que jugaban fútbol en la Universidad Panamericana y nos tocó ir a concursos a Alemania, Atlanta y este en México. Hay muchísimos chavos interesados en robótica; nosotros éramos unos de ellos. Empezó como un hobby; queríamos darle un uso práctico a esos robots que jugaban fútbol, pero a los pocos meses que empezamos a hacerlo, nos hicimos amigos (que estaban) en sillas de ruedas y ahí se volvió una cosa de vida o muerte; se volvió una misión antes que volverse empresa. Después fue empresa para poder tener fondos y seguir innovando, y el objetivo es que cada persona que necesite un robot de estos pueda acceder a uno de ellos, ¿no?”.

Recuerda que las personas que se encuentran postradas en una silla de ruedas y que no tienen movimiento de sus piernas, y que además no pueden acceder a terapias, están en riesgo de desarrollar varios problemas de salud.

“Cuando iniciamos el proyecto la idea era esa: mejorar la movilidad de las personas en sillas de ruedas, pero nos dimos cuenta que hay muchos problemas que no vemos, internos, de salud, por estar sentados todo el día: úlceras por presión, problemas digestivos, circulatorios y muchos otros problemas, y el estar caminando a eso, aunque no vuelvas a caminar, pero sí te activa todo lo que es digestión, densidad ósea y demás. Para personas que tienen otro tipo de lesión, que sí van a llegar a caminar, pues es lo mejor que pueden hacer para rehabilitarse”.

La meta de Roki Robotics es llevar estos exoesqueletos a quienes los necesitan. En el mercado cuestan más de un millón y medio de pesos, y ellos logran construirlos con un precio muchísimo más bajo de 300 mil pesos más IVA, pero si no contarán con ese recurso, asegura que hay centros de rehabilitación que ya tienen sus robots para ayudar en la rehabilitación.

Roki Robotics cuenta con otro producto que es para poner de pie a los pacientes para ayudarlos trasladarse de un lado a otro, lo que les ayudaría en su autosuficiencia. Lo que buscan estos jóvenes emprendedores es que se difunda más su trabajo para así poder llegar a más personas y poder captar más “padrinos” que hagan posible este sueño para decenas de personas que quieren volver a ponerse de pie. Para más información se puede consultar su página en Facebook: Roki Robotics.

Rocío López Fonseca