tandeos en Tlajomulco
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

En Santa Cruz de las Flores y Villa de las Flores, municipio de Tlajomulco están como el “burro del aguador”, cargados y con sed.

Habitantes de esas localidades situadas en el corredor Tlajomulco-San Isidro Mazatepec, donde se asientan decenas de empresas del ramo agroindustrial, alimenticio y farmacéutico, realizaron una manifestación frente a un pozo de agua municipal.

La denuncia que hicieron es que al pozo llegan pipas y realizan hasta 45 viajes diarios, mientras ellos carecen de un servicio regular y sufren tandeos.

Algunos vecinos han seguido las pipas y las han visto entrar a empresas refresqueras y del ramo de alimentos, así como a otros fraccionamientos, señaló Angélica Ramos, representante del Comité Agua y Vida de Santa Cruz de las Flores.

“Hay una razón de lucro, así le llamamos lucro del agua. Entonces, ahora en las fechas recientes, ya no eran 3, 4 o 5 pipas aisladas, sino que ya no en estos últimos años han sido más de 20 pipas y la gente siempre ha tenido registros de ello. Nos dicen, mira, aquí tenemos los números de placas, llegó a tal hora. Ya los seguimos, van a los fraccionamientos, a Los Olivos, que iban a Lala, a la Peñafiel. Estos últimos acarreos de agua de las pipas van a abastecer a la refresquera trasnacional gringa”, explicó.

Rigoberto Rivera Daza, vecino de Villa de las Flores, señaló que él ha contado 45 pipas en un día que sacan el agua. Ellos creen que el agua se vende en forma ilegal.

“La gente está enojada. Eso no se vale. Entonces, nosotros lo que queremos que definitivamente no se lleven el agua. Así de fácil. Son 45 viajes y hay señores que son testigos que son veladores en la secundaria (número 87)”, afirmó.

A la protesta se presentaron representantes de las direcciones de Agua Potable, Participación Ciudadana y Agencias y Delegaciones del Ayuntamiento de Tlajomulco, quienes les explicaron a los colonos que ante la escasez de agua que existe en el municipio, del pozo se surte agua a fraccionamientos como Los Álamos y Los Tulipanes.

Fátima Yepez, directora interina de Atención Ciudadana, dijo que ella es habitante de Santa Cruz de las Flores y entiende el problema. Sin embargo, les dijo a los manifestantes que hay que separar el problema de la extracción de agua del pozo y el problema ambiental que se vive en la zona, con las descargas de aguas residuales de las industrias y el uso de agua para las industrias. Sin embargo, los habitantes piden que el problema se revise y se atiende en forma integral, como un conflicto ambiental.

“Por eso estamos aquí como gobierno, dándoles la cara, diciéndole que instancias son las que hay que seguir para poder obtener una buena respuesta. En este caso, yo como gobierno, frente a mis compañeros les propongo lo siguiente: realizar ese escrito petitorio, en donde se realice un punto de rescate de nuestro pozo, independientemente de las empresas, de la industrialización, de todo lo que ustedes traen de medio ambiente. Eso es totalmente aparte, sí. (Noooo –gritaron los vecinos-). Escúchenme. Ahorita están aquí por la falta de agua, porque está disminuyendo todo lo del agua”, respondió.

Tras un diálogo de más de una hora, los habitantes de Santa Cruz y Villa de las Flores nombraron a siete representantes quienes serán atendidos en el Ayuntamiento de Tlajomulco.

Ignacio Pérez Vega