Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Desde hace dos años, las fiestas navideñas no existen para la familia de María de los Ángeles Yáñez, ante la desaparición de su hijo. Él ya está identificado en el Servicio Médico Forense (Semefo), pero por las circunstancias en las que fue encontrado, no ha sido entregado a sus familiares.

En este periodo vacacional, muchas instituciones también cierran sus puertas o trabajan con guardias. Así ocurre en el Semefo, que con la gran carga de trabajo no cuenta con el personal suficiente para poder solventar la gran demanda de cuerpos y restos humanos que ahí se encuentran.

El colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) ha sido pieza fundamental en la desoladora búsqueda que, como a María de los Ángeles, miles de familias realizan en cada momento tras sufrir la desaparición de un familiar. Y esta organización apoya moral y legalmente a las familias.

Iván De León Meléndrez

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here