Fotografía: EFE/ Isaac Esquivel.
Guadalajara, Jalisco.

Ante el incremento en los casos de COVID-19 de las últimas semanas, en donde se registran más de 100 e incluso hay días que llegan casi a los 200, la Secretaría de Salud no ha anunciado alguna estrategia para ofrecer pruebas gratuitas de detección.

Al llamar al callcenter de la dependencia, el personal que atiende la línea toma los datos del interesado y debe esperar a que otra persona le devuelva la llamada para, después, indicarle dónde estará la unidad itinerante que pueda realizarle el estudio; sin embargo, el mismo personal reconoce que se puede tardar este proceso tanto de la llamada, como de la cita de 24 a 48 horas debido a que hay pocos espacios para realizar la prueba. Uno de ellos se ubica en el Hospital Zoquipan.

El callcenter de la Universidad de Guadalajara (UdeG) cerró actividades y realizó, durante dos años, pruebas gratuitas de COVID-19.

Este servicio se habilitó con personal médico, pasantes, enfermeras y demás trabajadores del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la UdeG para atender las llamadas de la población, y tenía capacidad de atender 800 llamadas diarias. En total fueron 52 mil 371.

Además, se agendaron cuatro mil 250 pruebas a la semana y hubo 39 mil 812 diagnósticos. El callcenter concluyó sus funciones el pasado 8 de abril.

La máxima casa de estudios también logró un acuerdo con una empresa privada para que, en una unidad móvil, se hiciera la aplicación de pruebas PCR de COVID-19 a la población de a pie, donde diariamente se podían hacer entre 300 y 400 pruebas más que se sumarían a las dos mil 700 que realizaba al día el laboratorio del CUCS.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here