seguridad escuelas Sri Lanka
Fotografía Ishara S. Kodikara - AFP

Colombo, Sri Lanka.

Decenas de miles de miembros de las fuerzas de seguridad de Sri Lanka se encargaron este domingo de vigilar y revisar las escuelas públicas de todo el país antes de su reapertura el lunes, después de los sangrientos atentados del Domingo de Pascua.

En unas 10 mil 900 escuelas de Sri Lanka, la policía y militares establecieron cordones de seguridad y buscaban eventuales explosivos. “La policía y el ejército revisaron las instalaciones escolares y sus alrededores para garantizar que los niños puedan volver a clases con toda seguridad” el lunes, indicó un portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera.

Si bien el gobierno intenta reabrir las escuelas públicas el lunes, la Iglesia católica señaló que aquellos establecimientos bajo su control permanecerán cerrados “hasta nuevo aviso”.

Desde los ataques del 21 de abril, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), las autoridades expulsaron a 600 extranjeros, entre ellos 200 clérigos islámicos, de este país mayoritariamente budista.

Los atentados golpearon tres hoteles de lujo y tres iglesias cristianas en plena misa de Pascua, dejando 257 muertos. Las iglesias católicas del país, que suelen estar protegidas por militares armados, están cerradas y no ofician misas desde estos ataques.

Las autoridades declararon el estado de emergencia desde el 21 de abril y otorgaron más poderes a la policía y al ejército para facilitar las detenciones de sospechosos. Unas 150 personas están encarceladas.