Fotografía: Rocío López.
Guadalajara, Jalisco.

Con un grito de “Sonrisas en peligro”, el patronato del Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva, familiares y pacientes se manifestaron afuera de la Secretaría de Salud para pedir que se libere el convenio entre el patronato y el instituto para que los deje trabajar, porque desde hace seis semanas suspendieron sus actividades y dejaron de beneficiar a los niños con labio leporino y paladar hendido, así como a mujeres que esperan una reconstrucción mamaria y a quienes requieren una terapia después de cirugía de mano.

El presidente del Patronato del Instituto, Juan Carlos Guerrero Santos, culpa al líder sindical de la sección 28 José Guadalupe Ramírez, de que tiene amagada a la Secretaría de Salud para que no libere el convenio porque los quiere fuera del instituto:

“Por presiones de este señor, la Secretaría de Salud nos tiene que dar un convenio, este convenio se ha tardado, quiero creer que es por cuestión burocrática pero el presiona para que ese convenio no salga”.

Asegura que más de 200 cirugías y casi 900 terapias post cirugía de mano se han dejado de dar, lo que afecta directamente en el desarrollo y calidad de vida de los pacientes.

Una de las mamás afectadas, Alejandra, explica que su hija de siete años necesita un aparato que el patronato les dona para continuar con su rehabilitación de paladar hendido:

“Lo que nos preocupa son las plaquitas, ¿para que sirve la plaquita? Para que puedan ellos comer bien y su boquita tenga una formación adecuada y ¿porque no tiene esa plaquita? Porque no las hay y venimos a manifestarnos para que nos den una respuesta”.

Fotografía: Rocío López.

El Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva a venido a menos, Canal 44 documentó como por la falta de energía eléctrica y de una planta de Luz adecuada suspendió las cirugías que por meses los pacientes estuvieron esperando y todavía hay más, no tienen agua:

“No hay luz y lo peor del caso es que no ha habido agua por falla de las bombas, tres semanas sin bombas de agua. Por eso las 200 cirugías no han ocurrido. Cuando el patronato está ahí, se lo garantizo que no hubiéramos permitido que fallaran más de 24 horas, las hubiéramos repuesto inmediatamente, esa es la labor del patronato”.

Denuncia también que el líder sindical amenaza a los trabajadores del instituto para que no trabajen en conjunto con el patronato.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here