Calles Masculinas
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La desigualdad de género se materializa hasta en las calles de la ciudad.

La metrópoli, así como sus calles y avenidas, son diseñadas en su mayoría por hombres y también son ellos quienes les ponen nombres a las vialidades, advirtió la socióloga Gabriela Becerra, investigadora de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

De cada cinco calles del Área Metropolitana de Guadalajara que tienen nombres masculinos, apenas una tiene nombre femenino. Así se establece en el proyecto “calles desiguales” realizado por el Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), en el que participó Gabriela Becerra.

No sólo es la cantidad mayor de calles para reconocer a varones, sino que las principales avenidas tienen nombres masculinos. Esto se recuerda en el contexto del 25 de noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

 “En un ejercicio muy práctico y muy rápido es distinguir el tamaño de las calles, por ejemplo, de personajes históricos de la independencia. Miguel Hidalgo, desde el inicio al final, tiene 5.2 kilómetros, mientras que Josefa Ortiz tiene una calle de 1.2 kilómetros. La diferencia también tiene que ver en que una es avenida y otra es calle”, precisó.

Por su parte, Francia Jiménez, economista y colaboradora del Instituto de Información Estadística y Geográfica, dijo que las cifras surgen de una base de datos del Instituto Nacional Electoral (INE). De ahí se hizo una separación entre las calles con nombres masculinos, femeninos y neutros y se encontró la disparidad de cinco a uno, excluyendo los nombres sin género.

“De los 43 mil 743 registros que tenía el INE en esta base de datos, la mayoría son nombres ambiguos, pero si no tomamos en cuenta esto nos podemos dar cuenta cómo claramente siete mil 533 calles; esto es, 15.45%, llevan un nombre masculino, mientras que solo mil 499 (3.03%) calles llevan un nombre femenino”, dijo.

Otro ejemplo es la calle Morelos, que además es eje de la ciudad, que tiene 4.4 kilómetros de extensión, mientras que Leona Vicario, heroína de la Independencia, tiene una calle de 500 metros en el Barrio de San Juan de Dios: apenas tres cuadras.

Destaca el caso de Beatriz Hernández, fundadora de Guadalajara, quien tiene una calle con una extensión de 350 metros, en tanto que la Avenida Javier Mina comprende casi siete kilómetros.

La socióloga Gabriel Becerra llamó a las autoridades a que hagan visible esa brecha de género en la nomenclatura de las calles. “Lo que no se nombra, no existe” y eso debe cambiar, dijo.

“La construcción de las ciudades siempre ha sido desde y para lo masculino. Como mujeres, experimentamos la ciudad con distintas barreras físicas, económicas, sociales y simbólicas profundamente marcadas por el género y que cruza desde la inseguridad, el acoso, desde generar rutas más largas, pero más seguras, así como no poder caminar tranquilamente con una carriola, para quienes son madres”, expresó.

Otros nombres de las avenidas principales de Guadalajara son masculinas: López Mateos, Lázaro Cárdenas, Juárez-Vallarta, Enrique Díaz de León y Jesús González Gallo.

El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el colectivo de Las Paritaristas colocó calcas con nombres de mujeres destacadas. Por ejemplo, a la Avenida Hidalgo se le puso el nombre de la cofundadora de la UdeG, Irene Robledo, y a la Avenida Alcalde se le rebautizó como Beatriz Hernández.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here